lunes, 2 de marzo de 2015

como preparar merengue italiano, paso a paso

Lograr un merengue firme y brillante, que aguantase un par de días en perfecto estado, era una asignatura que tenía pendiente desde hace tiempo.
Después de visualizar unos cuantos vídeos y gracias a los consejos de Milagros, una chica encantadora aficionada a la cocina, por fin he conseguido un merengue con una consistencia firme y un sabor maravilloso.
El merengue Italiano aguanta perfectamente unos cuatro o cinco días en el frigorífico. Es ideal para rellenar canutillos de hojaldre, elaborar un pastelón, decorar tartas o lo que se os ocurra. Yo preparé unos pasteles de hojaldre.
 

Preparación:

Como los huevos varían de peso según su tamaño os recomiendo pesar siempre las claras.Os voy a poner las cantidades que he utilizado en mi caso.
  • 250gr de claras de huevo a temperatura ambiente
  • 500gr de azúcar (el doble de peso que de claras)
  • 110gr de agua (con que cubra apenas el azúcar)

Pesamos los 500gr de azúcar y reservamos de esta cantidad 120gr (que se los añadiremos más tarde a las claras cuando las montemos)


Vertemos el resto del azúcar en un cazo y añadimos un poco de agua hasta que apenas lo cubra. Ponemos el cazo a fuego suave, removemos un poco para ayudar que el azúcar se disuelva.


Una vez que comience a hervir dejar de remover para que el azúcar no se cristalice. Bajamos el fuego al mínimo y lo dejamos hervir durante unos 10-12min aprox hasta que se forme un almíbar espeso.

Para comprobar si el almíbar ya está listo tenemos varias opciones. Una de ellas es introducir un termómetro apto para la cocina, si ha alcanzado los 120 grados es que ya está listo. En la imagen todavía le faltaban cuatro grados.


Si no se dispone de un termómetro cogemos con una cuchara un poco de almíbar, humedecemos las yemas de dos dedos, apretamos y estiramos. Si veis que se forma una hebra gruesa es que ya está en su punto, si no, lo dejamos un par de minutos más.

Cada vez que usemos la cuchara para comprobarlo tiene que estar completamente limpia. Otra opción seria introducir un tenedor en el almíbar con los dientes boca abajo, si cae muy lentamente es que ya ha alcanzado el punto justo.
Mientras se va  haciendo el almíbar aprovechamos para ir  montando con unas varillas eléctricas las claras a punto de nieve hasta que se formen picos muy suaves, entonces comenzamos a añadir los 120gr de azúcar que reservamos, poco a poco en forma de lluvia hasta que estén bien batidas pero no demasiado.


Cuando el almíbar esté listo retiramos el cazo del fuego y con mucho cuidado lo transferimos a otro recipiente bien limpio a ser posible una jarra pequeña para facilitarnos la labor a la hora de verterlo. Así evitaremos los pequeños cristalitos que se hayan podido formar en las paredes del cazo. Lo dejamos templar unos 2min aprox. (Si lo vertiéramos de inmediato y tenemos poca experiencia corremos el riesgo de que se nos cuezan las claras). Con la batidora en marcha (a velocidad media) vertemos el almíbar sobre las claras muy muy despacito en forma de hilo, batiendo sin parar, evitando echarlo sobre las varillas para que no se nos formen hilos. Este paso es muy importante hacerlo lentamente.


Continuamos batiendo hasta consumir todo el almíbar y el merengue se enfríe casi por completo. No os preocupéis porque a diferencia de la nata por mucho que se bata no nos pasamos.

Y ya lo tenemos listo para consumir o guardar en la nevera en un taper o cubierto con film transparente.


Aguanta perfectamente unos 4-5 días. Fijaros que montaña de nieve más bonita  ;)


y ya podréis luciros con vuestros dulces :)

lunes, 23 de febrero de 2015

banderillas de salchichas empanadas (Corn Dogs)

Hoy os presento una forma de preparar las salchichas muy original además de fácil. Son perfectas para acompañar con una cerveza fresquita o un vaso de coca-cola.
A los niños seguro que les entusiasman y a los que somos un poco más mayorcitos también ;)
La receta la he visto en varios blogs extranjeros, cada uno le aporta su toque personal añadiendo o modificando un poco las cantidades de los ingredientes.Yo he utilizado las que llevan queso, así le aportan un sabor extra.
Se preparan en un momentito y sin apenas ensuciar la cocina, ya veréis ;)


Ingredientes: para 10 porciones
  • 1 paquete de 5 salchichas con queso, o 10 mini salchichas
  • 75gr de harina normal
  • 75gr de harina de maíz amarilla
  • 1/2 huevo
  • 125ml de leche entera
  • 1/2 cebolla mediana rallada 
  • 1 cucharadita de postre de azúcar
  • 1 cucharadita de postre rasa de levadura tipo Royal
  • una pizca de sal
  • una pizca de pimienta negra
  • 10 pinchos de madera

Retiramos las salchichas del paquete, las limpiamos con papel absorbente y las dividimos en dos cortándolas por la mitad. En el caso de ser minis no es necesario. Las insertamos en los pinchos de madera


En un bol mezclamos primero los ingredientes secos, las harinas, el azúcar, sal, levadura y la pimienta.


A continuación, el huevo batido, la cebolla rallada y la leche.


Mezclamos bien hasta que nos quede una masa lisa y homogénea. Vertemos la mezcla en un vaso para que nos sea más fácil rebozar las salchichas.


Ponemos abundante aceite a calentar en una sartén a fuego medio. La cantidad es importante porque para que nos queden bien redondos tienen que flotar en el aceite.
Sujetamos las salchichas por el palo y las introducimos dentro del vaso hasta que queden bien cubiertas con la masa. Las freímos un par de minutos por ambos lados hasta que estén doraditas.


Se acompañan con kepchup y mostaza, si puede ser con unas patatas fritas mejor todavía :)


Me recuerda a los platos de patatas fritas con huevos fritos y salchichas  que me zampaba cuando era niña y no engordaba ni un gramo :-)

lunes, 9 de febrero de 2015

Beignets

Hoy os traigo un dulce típico del carnaval, las Beignets como las llaman en Francia, se trata de un tierno bollo de masa dulce de forma cuadrada o rectangular espolvoreado con abundante azúcar glas. Que están riquísimas!! aún no había terminado de freírlas todas y ya me había zampado cuatro `-`

Como la gran mayoría de las masas que van fritas lo más recomendable es consumirlas el mismo día de su elaboración, al día siguiente se pueden consumir perfectamente pero ya no están tan tiernas.
Si sois pocos en casa con la mitad de los ingredientes os saldrán unas veinte como las que veis en la imagen.
En casa ya se las imaginaban rellenas de crema o mermelada, así que os dejo la idea.



Ingredientes: para unas 40 Beignets, tamaño 5x5cm aprox
  • 8gr de levadura seca para pan (yo utilicé la marca maizena)
  • 60gr de azúcar
  • 2 cucharaditas de postre de azúcar avainillado
  • 180gr de agua tibia
  • 540gr de harina de fuerza
  • 4gr de sal (una cucharadita rasa de café)
  • 1 huevo mediano
  • 30gr de mantequilla derretida, fría
  • 120gr de leche evaporada
  • 1 cucharadita de café de ralladura de limón.
  • aceite de girasol para freirlas
  • azúcar glas para espolvorear por encima

Preparación:
Pesamos la harina y reservamos.
En un bol amplio mezclamos la levadura, el azúcar normal, el avainillado y el agua. Le añadimos tres cucharadas de la harina que habíamos reservado, mezclamos un poco. Dejamos reposar unos 15min hasta que crezca un poco y se forme como una espuma.


Una vez que tengamos la levadura lista agregamos el huevo, la mantequilla derretida, la leche evaporada y la ralladura de limón.

Añadimos el resto de la harina que tenemos reservada junto con la sal, poco a poco hasta que se forme una masa un poco blanda y pegajosa.


Esparcimos el resto de la harina sobre una superficie y continuamos amasando con las manos e integrando la harina poco a poco hasta que nos quede una masa suave que se pegue ligeramente a las manos.


Cuanta menos harina incorporemos más esponjosas nos van a quedar.


Untamos un bol y las manos con unas gotas de aceite, formamos una bola, la introducimos dentro del bol y la dejamos reposar durante unas 2h hasta que crezca casi el doble, cubierta con un paño de cocina.

Trascurrido el tiempo de reposo, espolvoreamos una superficie con harina y estiramos la masa con ayuda de un rodillo formando un cuadrado de casi 1/2 cm de grosor.


Con un cuchillo o un cortador de pizza (este último más practico) cortamos cuadrados de 5x5 o del tamaño que deseéis. Os recomiendo ir cortándolos poco a poco, porque si se cortan todos a la vez  mientras se fríen unos el resto van a crecer un poquito y se van a unir de nuevo.


Los freímos en una sartén con abundante aceite a fuego moderado, unos 2-3 min por ambos lados hasta que estén doradas.

Retirar con una espumadera y  las depositamos sobre papel absorbente unos segundos. Espolvoreamos con abundante azúcar glas antes de que se enfríen. Otra opción sería echar el azúcar glas en una bolsa de plástico transparente, introducir las Beignets y agitar la bolsa para que se impregnen del azúcar.

fuente: ligeramente modificada: seededatthetable
Que las disfrutéis!! ;)

miércoles, 4 de febrero de 2015

tarta de queso y frutas de Mary Luz Piñeiro

Esta tarta la hice con mucho cariño ya que va dedicada a una amiga bloguera, Mary de "cuchillito y tenedor" que esta pasando por unos momentos tristes y a la que le mando un fuerte abrazo,  espero que esto la anime un poquito y se le asome esa maravillosa sonrisa.

La receta la cogí prestada de su estupenda cocina. Es una de sus tartas favoritas, y no me extraña porque aparte de que es muy fácil de hacer, la combinación del queso con la fruta fresca es toda una delicia!!

Como no pude conseguir los arándanos frescos para la decoración los sustituí por unas moras que tenía reservadas en el congelador, que por lo menos el color es bastante parecido ;) Estoy segura que a ella no le importará que la haya tuneado un poquito. Mary, que sepas que no va a ser la única receta que pienso robarte.

Le doy las gracias a un bloguero especial, Tito por compartir esta iniciativa y de esta manera poder formar parte de ella.


Ingredientes: para un molde de 20cm.

Para la base:
  • 140gr de galletas digestive (9 galletas)
  • 60gr de mantequilla
Para el relleno:
  • 2 huevos medianos
  • 1 bote pequeño de leche condensada (375gr)
  • 1 tarrina de queso crema philadelphia (200gr)
  • 1 yogur griego
Para la decoración:
  • 3 cucharadas de mermelada de arándanos
  • 180gr de fresas
  • 50gr de moras o arándanos

Preparación de la base:
Forramos la base del molde con un trozo de papel de hornear y untamos los laterales con mantequilla o una pizca de aceite.

Trituramos las galletas con un robot de cocina o introduciéndolas dentro de una bolsa de plástico y pasándole el rodillo por encima presionando. Una vez trituradas las vertemos en un bol. Derretimos la mantequilla y la mezclamos con las galletas. Las vertemos dentro del molde presionando un poco con una cuchara para que nos quede uniforme. Reservamos en el frigorífico para que endurezca un poco.


Encendemos el horno a 180º para que se vaya calentando.

Preparamos el relleno: Ponemos en un bol, el queso, los huevos, el yogur y la leche condensada. Batimos bien con un batidor eléctrico de cuchillas hasta que esté todo bien integrado.


Retiramos el molde del frigorífico y vertemos la mezcla encima de la base de galletas.


Lo introducimos en el horno aprox durante unos 35-40min (dependiendo de cada horno) hasta que al pinchar con un palillo en el centro este salga limpio.


Una vez  frío lo desmoldamos y cubrimos con la mermelada de arándanos.


Lavamos, secamos y cortamos las fresas en trozos gruesos. Las esparcimos encima de la mermelada junto con las moras.


Que tengáis una feliz semana ;)

lunes, 26 de enero de 2015

mini trenzas de vino, almendras y anís

Estas pequeñas trenzas dejan un saborcito tan rico en la boca y están tan crujientes que son viciosas!! prueba de ello es que las he repetido dos veces en pocos días.
La masa os va a resultar muy fácil de manejar. Si no os apetece liaros a formar las trenzas, podéis hacer tipo lazos que son más simples (mas abajo os explico cómo) así que no tenéis excusa, os enviaría unas cuantas por Seur pero no me gustaría privaros de los halagos que vais a recibir cuando las prueben vuestros invitados ;)


Ingredientes: para 16 trenzas de 18cm de largo aprox
  • 950gr de harina de repostería
  • 225gr de azúcar
  • 100gr de almendra tostada molida
  • 3gr de levadura química tipo Royal (una cucharadita de las de café)
  • una pizca de sal
  • 200gr de vino blanco
  • 200gr de aceite de oliva suave
  • 60gr de licor de anís
  • 1 huevo mediano
  • 1 cucharadita de postre de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de postre de ralladura de limón
  • 32 almendras crudas para la decoración (dos para cada trenza)
  • azúcar para rebozarlas

Preparación:

Por lo general la almendra tostada natural suele venir con cascara, así que lo que hice fue comprarla entera cruda pelada. Molí los 100gr en la picadora, luego la tosté en una sartén a fuego lento removiendo continuamente para que no se quemara hasta que adquirió un leve color dorado, seguidamente la retiré para un plato para que terminase de tostarse con el calor residual (conviene estar atentos para no tostarla demasiado ya que tendría un sabor amargo) Se deja enfriar.


Si lo preferís también podéis tostarla entera primero y luego molerla. De esta forma podemos aprovechar el resto de las almendras para la decoración.


En un bol poner primero todos los ingredientes secos, harina, almendra tostada, azúcar, levadura y la sal, remover. Añadimos los ingredientes líquidos, vino, aceite, anís, huevo, esencia de vainilla y la ralladura de limón.


Comenzamos mezclando con una cuchara de madera hasta que coja un poco de consistencia, luego continuar con las manos hasta formar una masa compacta que no se pega a los dedos. Dejar reposar la masa unos 10min para que se relaje.


Humedecemos las manos con unas gotas de aceite. Cogemos pequeñas porciones de masa y hacemos bolitas de 35gr cada una. Luego estiramos cada bola formando un cordón de unos 18cm de largo.


A continuación cogemos tres cordones y unimos las puntas en un extremos apretando con los dedos, formamos la trenza, al llegar al otro extremo apretar de nuevo las puntas para que se unan bien y las escondemos hacia abajo un poquito para que nos quede más bonita.


En el caso de que prefiráis hacer los lazos, se forma un cordón de unos 35cm aprox de largo, se dobla a  la mitad y luego se va enroscando y se unen las puntas apretando con los dedos.


 Echamos azúcar en un plato y se rebozan por ambos lados.


Las vamos depositando encima de una bandeja de horno cubierta con papel de hornear. Dejando una pequeña separación entre ellas. Colocamos dos almendras a cada una presionando un poco para que se introduzcan ligeramente en la masa y no se caigan una vez horneadas. Si no os alcanzan podéis dividir algunas por la mitad a lo largo.


Introducimos en el horno precalentado a 180º aprox unos 25-30min, (dependiendo de cada horno) hasta que estén doradas.

Las retiramos del horno y se dejan enfriar en la misma bandeja.

fuente de inspiración:  Alice

Si resistís la tentación y las guardáis en un bote hermético se conservan perfectamente durante varios días ;) 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...