lunes, 14 de abril de 2014

panecillos express, tiernos y fáciles

Y si os digo en en poco más de una hora podréis disfrutar de unos maravillosos, esponjosos y tiernos panecillos para acompañar con algo dulce o salado ¿Qué os parece? Cuando vi la receta me sorprendió tanto que no veía el momento de ponerla en práctica.
Lo amasé a mano para que pudierais comprobar que no hace falta disponer de una amasadora.Yo añadí un poco más de harina y disminuí la cantidad de azúcar.
Como molde utilicé una fuente refractaria de cerámica y el resultado fue fantástico, un pan súper tierno y sin apenas corteza por la parte de abajo. Podéis utilizar cualquier otro molde que se aproxime a las medidas.
Más abajo os dejo un pequeño vídeo que grabé con la cámara de fotos una vez que lo retiré del horno ;) Una pena que no se pueda percibir también el olor ^_^


Ingredientes para unos 12 panecillos. Molde rectangular de 20x30
  • 600gr de harina de fuerza
  • 180ml de leche entera
  • 180ml de agua
  • 4 cucharadas (sopa) de azúcar
  • 1 cucharadita de postre rasa de sal
  • 60gr de mantequilla para la masa (una poquita más para untar)
  • 1 sobre de levadura seca para pan (yo utilicé la marca maicena)

Preparación:
Lo primero que haremos será untar con aceite o mantequilla el molde que vayamos a utilizar. En mi caso una fuente refractaria, también podéis utilizar un pirex o un molde de aluminio desechable
Encendemos el horno para que se vaya calentando tan solo a 70º si, si!! solo 70º. Es muy importante no excederse con la temperatura ya que van levar en el horno.


Templamos en un cazo la leche, el agua y la mantequilla, a fuego suave hasta que la mantequilla se disuelva. La dejamos reposar un par de minutos hasta que esté tibia. Mientras tanto aprovechamos para preparar los demás ingredientes.
En un bol grande mezclamos 500gr de harina con la sal (los otros cien los reservamos para amasar más tarde), añadimos el azúcar y el sobre de levadura, mezclamos y formamos un volcán. A continuación vertemos la mezcla de leche y mantequilla tibia en el hueco.

Removemos con una cuchara de madera hasta que nos quede una masa un poco compacta, y pegajosa que podremos manejar para amasar.
Esparcimos los 100gr de harina que reservamos sobre una superficie plana y comenzamos a amasar con las manos he integrando la harina poco poco.

Aproximadamente unos 12min hasta que nos quede una masa elástica y que se nos pegue ligeramente a las manos. Tener en cuenta que cuanta menos harina incorporemos y mejor la amasemos más esponjosos nos van a quedar.
 Dejamos reposar la masa unos 5min cubierta con un paño de cocina para que se relaje antes de proceder a darle forma.
Transcurridos el tiempo de reposo, dividimos la masa en porciones de aprox 85-90gr cada una. Con cada porción formamos una bola y las vamos depositando en el molde dejando una pequeña separación entre ellas.
Introducimos el molde en el horno que tenemos precalentado a 70º lo dejamos a esa temperatura unos 20-25 min, no más, (veréis como han crecido bastante)Transcurrido ese tiempo y sin abrir la puerta del horno subimos la temperatura a 180º. Los dejamos a esa temperatura unos 15-20min hasta que presenten un ligero color dorado por la parte de arriba.
Los retiramos del horno, a continuación (sin esperar a que se enfríen) cogemos un trocito de mantequilla de la nevera y los frotamos por arriba, con un pincel la esparcimos bien  (con una poquita es suficiente). De esta forma conseguimos que la corteza nos quede más blandita, brillante, y se mantengan más tiempo tiernos.

Esperamos un par de minutos a que se enfríen un poco, los retiramos del molde y los depositamos encima de una rejilla para que no se humedezcan.
Para una mayor conservación podemos introducir las porciones en bolsas de plástico herméticas o envueltos en film transparente. Incluso podéis guardarlos en el congelador e ir retirándolos poco a poco.

Pinchad en la siguiente imagen para ver el video:



Para la merienda con unas rodajas de chorizo, que ricoo!! Os lo vais a perder ;)

lunes, 31 de marzo de 2014

bocaditos de carne y mozzarella

Esta receta se la vi a Wuada en su blog cocinerando, y ella a su vez a Sonia de L`exquisit,. Dos maravillosas cocineras y excelentes blogs.
Cuando me propuse hacer estos bocaditos, decidí seguir la recomendación de Wuada y doblar la cantidad de ingredientes para poder congelar unos pocos, pero resultóque al final nos los comimos todos ;)

Hice tan solo unas pequeñas variaciones para adaptarlas a nuestro gustos y aprovechar algunos ingredientes que tenía en la nevera. Son tan fáciles de preparar que en poquito tiempo tendréis preparado un aperitivo estupendo. No tenéis excusa para no probarlas.


ingredientes:
  • 550gr de carne picada (pollo y ternera)
  • 250gr de mozzarella fresca
  • 60gr de panceta
  • 1 cebolla pequeña
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 cucharadita de jengibre molido
  • 1 huevo batido
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • pimienta molida
  • una pizca de sal
  • un poco de pan rallado y semillas de sésamo tostado para rebozar (opcional)
Preparación:

Lavamos y picamos muy menudita la cebolla y el pimiento rojo. Echamos un chorrito de aceite en una sartén y las pochamos un par de minutos.

Con la ayuda de un tenedor deshacemos un poco la mozzarella, la vertemos en un bol junto con la carne, el huevo, el jengibre, las dos cucharadas de pan rallado, la pimienta y sal. Añadimos la cebolla y el pimiento pochado. Picamos también la panceta muy menudita y se la incorporamos. Removemos bien para que se integren.

Cogemos pequeñas porciones de masa y formamos bolitas del tamaño de una bolita de pin-pon con las manos.
Luego las podemos rebozar o dejarlas tal cual. Yo rebocé algunas solo con pan rallado, a otras les mezclé semillas de sésamo y el resto las dejé sin rebozar.

Las freímos en una sartén con abundante aceite, a fuego moderado para que nos queden doraditas por fuera y bien hechas por dentro.

Las vamos colocando sobre papel absorbente,  luego las pasamos a una fuente y servimos bien calentitos.


Un pequeño bocado listo para picotear!!

lunes, 24 de marzo de 2014

bizcocho frances, esponjoso y deliciosooo!!

El otro día cuando estaba horneando este bizcocho desprendía tal aroma que ya hacía presagiar que una vez lo retirase del horno desapareceria volando ;)
Tiene ese inconfundible sabor de los bizcochos tradicionales de toda la vida, esponjoso y húmedo.
Nos gustó tanto que ya lo elaboré en dos ocasiones, la primera vez utilicé mantequilla normal, y la segunda una ligera, os aseguro que apenas se apreciaba la diferencia de sabor.
Un estupendo bizcocho para disfrutar en buena compañia acompañado de una tacita de café calentito.


Ingredientes: para un molde redondo de 25x5 de alto
  • 6 huevos medianos (400gr, pesados con cascara)
  • 125gr de harina de repostería
  • 220gr de azúcar
  • 70gr de mantequilla normal o ligera
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 2 cucharadas de aceite de girasol
  • 2 cucharadas de agua
  • 2 cucharaditas de postre de levadura tipo Royal
  • una pizca de sal
  • azúcar glas para espolvorear

Preparación:
Untamos con una pizca de aceite el molde y forramos el fondo y los laterales con papel de hornear. Podéis tomar la medida usando como plantilla el mismo molde. El aceite actúa de pegamento para que el papel no se mueva

Encendemos el horno a 170º (sin aire) para que se vaya calentando.
Pesamos el azúcar y lo dejamos a un lado. Cogemos dos recipientes, reservamos un huevo, y separamos los otros cinco, las yemas de las claras. Agregamos el huevo entero a las yemas.
Montamos las claras a punto de nieve con unas varillas eléctricas, cuando estén a medio montar incorporamos dos cucharadas de azúcar, (del que habíamos pesado) continuamos montando hasta que estén firmes, reservamos.
Con unas cuchillas eléctricas batimos las yemas junto con el resto de azúcar durante unos 5-6 min (con esto conseguimos que el azúcar se triture un poco y monten mejor) retiramos las cuchillas y continuamos batiendo con las varillas a máxima velocidad otros 10 min más aprox, hasta que estén espumosas y tengan un color amarillo pálido. Este paso lleva un poquito de tiempo pero es muy importante para que el bizcocho quede bien esponjoso. Añadimos la vainilla líquida
.
Derretimos la mantequilla (yo lo hice en el micro) y le agregamos las cucharadas de aceite y agua, removemos. Se la añadimos a la masa anterior, despacio y con movimientos envolventes.

A continuación incorporamos poco a poco la harina tamizada junto con la levadura y la sal. Luego añadimos las claras con movimientos envolventes.

Vertemos la mezcla en el molde y le damos unos pequeños golpecitos para que nos quede uniforme.
Introducimos en el horno que tenemos precalentado en la segunda ranura comenzando por abajo, durante unos 35-40min hasta que lo veamos ligeramente dorado. Procurar no abrir el horno durante los primeros 30min porque corréis el riesgo de que se os baje. Para comprobar si ya está hecho introducimos un palillo, si sale limpio es que ya está, de lo contrario lo dejamos un par de minutos más.

Lo retiramos del horno y lo dejamos enfriar unos 10min, a continuación le damos la vuelta al molde poniéndolo boca abajo encima de una rejilla untada con una pizca de aceite o mantequilla (la del micro os puede servir). Retiramos el molde y lo dejamos así hasta que se enfrie del todo.

Una vez frío retiramos el papel y le damos de nuevo la vuelta poniéndolo boca arriba.

Lo espolvoreamos con azúcar glas.

Tumbada en el sofá, con una mantita viendo una peli y comiendo un trocito de bizcocho soy más feliz que un ocho :-)

lunes, 10 de marzo de 2014

carquiñolis de almendra

Los carquiñolis son una especie de galletas dulces con apariencia de tostada y que apenas llevan materia grasa, con una textura muy crujiente.
En Italia se les conocen como "Biscotti o cantuccini" en Valencia por ejemplo, les llaman "Rossegóns"
Son tan ligeros y están tan ricos que te comes tres o cuatro sin darte cuenta, aunque he de advertiros que para que sean aptos para todas las dentaduras ;) es conveniente  mojarlos primero en un buen tazón de leche, o té.
Por la red he visto varias recetas y formas distinta de prepararlos. Yo hice solo una cuarta parte de la receta que vi en un vídeo modificando un poco las cantidades de los ingredientes. Podéis añadirle pistachos, gotas de chocolate, o lo que más os guste.




Fuente modificada:  "El forner De Alella"

Ingredientes: para unas 30 unidades
  • 220gr de harina de fuerza (y un poquito más para espolvorear)
  • 40gr de almendra molida
  • 2 huevos medianos
  • 5gr de levadura tipo Royal (una cucharadita rasa de café)
  • 1 cucharadita de café de canela en polvo
  • 30ml de aceite de oliva suave (unas tres cucharadas)
  • 140gr de azúcar
  • ralladura de medio limón, pequeño
  • 100gr de almendra natural con piel (sin tostar) la compré en Mercadona
  • una pizca de sal
  • huevo batido para pincelar
Preparación:

Tamizamos la harina en un bol y le incorporamos todos los ingredientes excepto las almendras con piel.
 Mezclamos todo con una cuchara de madera o con las manos bien limpias hasta que nos quede una masa compacta y un poco pegajosa. Os llevará un poquito.

 A continuación incorporamos las almendras enteras hasta que se integren bien en la masa.

Espolvoreamos una superficie plana con un poco de harina y trabajamos la masa con las manos formando un cilindro largado (como si fuera una baguet) o dos, dependiendo del tamaño de vuestra bandeja de horno, de un grosor de 3cm más o menos. Si fuera necesario añadimos una pizca más de harina, la justa para poder darle forma y que no se pegue a la superficie de trabajo.

Lo depositamos en una bandeja de horno que previamente habremos cubierto con papel de hornear. Introducimos el cilindro en la nevera y lo dejamos reposar como mínimo media hora. Si no dispusierais de espacio suficiente para introducir la bandeja, lo depositáis simplemente con el papel. La mía como es movible no tuve problema.
Transcurrido el tiempo de reposo. Encendemos el horno a 180º calor arriba y abajo para que se vaya precalentando.
Retiramos el cilindro de la nevera y lo aplanamos un poco con los dedos para darle forma más ancha y menos redondeada. Pincelamos por encima con el huevo batido.
Introducimos en el horno que previamente pusimos a calentar, durante unos 20 min. Transcurrido ese tiempo lo retiramos y con un cuchillo bien afilado (de hoja lisa) cortamos rebanadas de 1cm de grosor, en diagonal. Yo utilicé un paño de cocina para sujetarlo y así evitar quemarme. Colocamos de nuevo las rebanas en la bandeja en horizontal.
Las introducimos en el horno durante 5min para que se doren un poquito por ambos lados. Procurar no  excederos con el  tiempo de horneado, si no queréis que oz queden demasiado duros. Según vuestro horno, ya iréis viendo. Al retirarlos en el centro todavía estarán un pelín blandos, luego cuando se enfríen ya se terminan de endurecer. Una vez frías ya se pueden introducir dentro de un bote hermético.


 Si no tenéis "ratones" en casa se os van a conservar perfectamente durante varios días ¨-¨

domingo, 2 de marzo de 2014

gusanos de carnaval (kalkals)

Esta semana os propongo otro dulce de sartén, lo descubrí hace unos cuantos días y me llamó bastante la atención. En la India se les conocen como "kalkals", y en Brava, Somalia, como"zinanaande"... y en casa los rebautizaron como "gusanos de carnaval" ;) de ahí el título de la entrada.

Esa forma tan original se obtiene aplanando una pequeña porción de masa sobre un peine de púas largas o un tenedor, en el caso de los de menor tamaño. El peine lo compré en un establecimiento chino y  muy baratito. He subido un vídeo en youtube para que podáis ver cómo se hacen.

La masa es bastante parecida a la de las rosquillas de anís pero con una textura más crocante. Fue terminar de hacerlos y no parar de comer uno tras otro, son un vicio. Os animo a probarlos!

Fuente: xawaash con alguna modificación

Ingredientes: para unas 60 unidades
Para la masa:
  • 500gr de harina común
  • 60gr de azúcar
  • 1/2 sobre de azúcar avainillado (una cucharadita de postre)
  • 1/2 cucharadita de café de sal
  • 1/2 cucharadita de café escasa, de levadura tipo Royal (ojo! procurar no pasaros ya que luego crecen de más y pierden la forma)
  • 130ml de aceite de girasol
  • 1 huevo grande
  • 140ml de agua
 Para el almíbar:
  • 100gr de azúcar
  • 50ml de agua
  • 2 cucharadas de anís
Aceite de girasol para freírlos

Preparación de la masa:

En un bol grande mezclamos la harina, el azúcar, normal y avanillado, la sal y la levadura.
Hacemos un hueco en el centro y agregamos el aceite, el huevo batido, y el agua.

Se mezcla todo con una cuchara de madera hasta formar una masa que podamos manejar con las manos.
La amasamos durante unos cinco minutos hasta que esté elástica y que no se pegue a los dedos. Si fuera necesario se añade un poquito más de harina.
 Se cubre con un paño y se deja reposar unos 10min.

Transcurrido el tiempo de reposo formamos bolitas un poco más pequeñas que una pelota de pin-pon. Es importante formar todas las bolitas primero para que la masa se relaje.
Ponemos la bolita encima del peine o del tenedor y la aplanamos, presionando con los dedos pulgares procurando que nos quede un poco fina. Humedecemos el extremo con agua para que cuando le demos forma se cierren bien y al freírlos no se abran.



 A continuación rodamos la masa empujando con el  pulgar (sin apretar) hasta conseguir la forma de un rizo. Se van colocando sobre una bandeja cubierta con papel de hornear.


Si queréis podéis ver el proceso que os explico en vídeo:



Ponemos a calentar abundante aceite en una sartén y los freímos a fuego medio durante unos 6-7min. Luego se retiran con una espumadera y se depositan encima del papel absorbente.



Una vez que los tengamos todos fritos preparamos el almíbar:

Para elaborarlo os recomiendo usar una sartén o una olla bien amplia, para que a la hora de removerlos no se rompan.
Ponemos a hervir el azúcar junto con el agua durante un par de minutos hasta que el almíbar esté espeso y con muchas burbujitas. Reducimos el fuego al mínimo y agregamos los kalkals, removemos despacio hasta que el azúcar se cristalice y se adhiera por completo a los kalkals. A medida que el azúcar se va cristalizando presentara un color blanquecino.

Los dejamos enfríar

Se conservan perfectamente durante un par de días en un bote hermético.
Que disfrutéis del carnaval!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...