lunes, 6 de julio de 2015

Comtessa de cerezas

Con el calor que hace estos días solo de pensar en encender el horno me entran sudores ;) Apetecen más una comida o un postre refrescante, como esta comtessa de cerezas, os advierto que no duró nada ;) Las cerezas estaban en su punto justo, maduras y a la vez con ese toque tierno y jugoso.
La crema está hecha con merengue suizo y nata montada. El merengue se elabora en un momento y os aseguro que no es nada complicado, si pincháis aquí podréis ver un vídeo entre muchos otros, donde explican como se hace. En medio de la capa de crema y cerezas lleva unas crujientes láminas de chocolate, estaba buenísimaaa!!!
Si os gustan las cerezas espero que os animéis a hacerla porque la vais a disfrutar un montón.


Ingredientes para un plum-cake de 10x26x8

Para la mermelada de cerezas: Con esta cantidad os va a sobrar.
  • 500gr de cerezas (ya deshusadas)
  • 160gr de azúcar
Para la comtessa:
  • 50gr de chocolate de cobertura
  • 7 cucharadas colmadas de mermelada de cerezas casera (unos 230gr aprox)
  • 70gr de claras
  • 120gr de azúcar
  • 400ml de nata 35% materia grasa

Preparamos la mermelada: Lavamos y deshuesamos las cerezas. Las ponemos a hervir en un cazo a fuego suave junto con el azúcar durante unos 20-25min aprox.


Transcurrido este tiempo la trituramos con la batidora de cuchillas o con un pasapurés. Nos tiene que quedar una consistencia similar a las industriales, si vemos que todavía no está, la ponemos al fuego unos minutos más.Retiramos y dejamos que se enfríe.


Preparamos la comtessa: Fundimos los 50gr de chocolate en el microondas a intervalos de 20 segundos o al baño maría con cuidado de que no se nos queme. Lo extendemos encima de un trozo de papel de hornear con ayuda de una espátula o una brocha procurando dejarlo bien fino. Si hace calor en el ambiente lo introducimos en el frigorífico para que se endurezca. Si está el día fresco no hace falta.


Mientras preparamos un merengue suizo con las claras y el azúcar.
Depositamos las claras y el azúcar en un cuenco. Ponemos a calentar un poco de agua en una olla, cuando comienze a hervir bajamos el fuego al mínimo. Colocamos el cuenco encima como si fuera al baño maría, evitando que el bol tome contacto directo con el agua.


Removemos enérgicamente con unas varillas manuales (es muy importante remover rápido para que las claras no cuajen) hasta que el azúcar esté disuelto, para comprobarlo introducimos las yemas de los dedos en la mezcla y si no percibimos los granos de azúcar es que ya está listo.


Apagamos el fuego y retiramos el cuenco con la mezcla, continuamos batiendo con una batidora de varillas eléctricas a media velocidad durante unos 7min aprox hasta que el merengue forme unos picos suaves y al tocar el bol notemos que está frío.


Montamos la nata en un recipiente que esté bien frío. Se la incorporamos poco a poco al merengue con movimientos envolventes.


Forramos el molde con film transparente para que luego nos sea más fácil a la hora de desmoldarla.
Cortamos con un cuchillo las láminas de chocolate más o menos del tamaño del molde.


Vertemos en el molde 5 cucharadas de crema, alisamos un poco formando una capa.


A continuación 2 cucharadas colmadas de mermelada en el centro.


Formamos otra capa con 4 cucharadas de crema, alisamos. Colocamos las láminas de chocolate, incluídos los trozos más pequeños.

Ponemos 4 cucharadas de crema, la extendemos. Luego 3 cucharadas de mermelada en el centro


Cubrimos con la crema restante, alisamos por encima, tapamos con el film y la introducimos en el congelador al menos unas 5-6 horas. Yo la dejé una noche.


Cuando esté lista la retiramos del congelador, esperamos unos 6-7min aprox y le damos la vuelta encima de la bandeja donde la vayamos a presentar,  le extendemos dos cucharadas de mermelada por encima.
Si deseamos guardarla de nuevo en el congelador la cubrimos con film transparente para preservarla de olores.


Os aseguro que esta buenísimaaa!!!
Como en años anteriores por estas fechas me tomo unas vacaciones, así que nos vemos a la vuelta. Un enorme abrazo y un millón de besos para todos. Que disfrutéis del verano.

lunes, 22 de junio de 2015

pastarella bavarese

Durante el verano la mayoría de los pueblos de la zona están en fiestas (las de mi pueblo "Carballo" comienzan mañana con la tradicional hoguera de San Juan) y como en todas las celebraciones no puede faltar el dulce para acompañar la sobremesa. Uno de los más tradicionales es el pastelón, bien sea de crema, nata o merengue.

La Pastarella Bavarese se podría decir que es bastante similar al pastelón, con la variante de reunir dos cremas en una sola, está buenísima!!! con deciros que estuve tentada a comérmela a cucharadas ;)
Se trata de elaborar una sencilla crema pastelera a la que se le añade la gelatina disuelta en la leche caliente junto con el azúcar, formando como una crema inglesa a la que una vez fría se le incorpora la nata montada, imaginaros esa delicada crema en medio de dos crujientes láminas de hojaldre....irresistible!!! a que sí?


Ingredientes: para 6 pasteles tamaño XL ;)
  • 1 lámina de hojaldre de 275gr (del Lidl)
  • 2 cucharadas de azúcar para espolvorear por encima de la lámina
Para la crema pastelera:
  • 150ml de leche
  • 1 yema de huevo
  • 200ml de nata 35% materia grasa
  • 40gr azúcar
  • 20gr de harina de repostería
  • 1 cucharada de ron, baileys, (u otro licor a vuestro gusto)
  • 1 cucharadita de postre de extracto de vainilla
Para la bavarese:
  • 125ml de leche entera
  • 40gr de azúcar
  • 7gr de gelatina en láminas (3 hojas)
Para espolvorear por encima azúcar glas

Lo primero que haremos será introducir el recipiente donde vayamos a montar la nata en el frigorífico, durante una hora o si lo preferís en el congelador unos 10min antes de proceder a montarla, para que esté bien frio. 

Preparación del hojaldre: Encendemos el horno a 190º para que se vaya calentando, calor arriba-abajo.
Extendemos el hojaldre sobre una superficie aprovechando el papel en el que viene envuelta. Espolvoreamos por encima una cucharada de azúcar y le pasamos el rodillo presionando ligeramente para que se adhiera el azúcar. Hacemos la misma operación por el otro lado.


La colocamos sobre una bandeja de horno y la dividimos en dos partes. Pinchamos toda la superficie con un tenedor. Dependiendo del tamaño de nuestra bandeja hornearemos las dos juntas o una a la vez.


Las introducimos en el horno durante unos 20min aprox. Cuando veamos que comienza a inflase abrimos la puerta del horno (sin miedo ;) y la pinchamos de nuevo para que baje y nos quede plana.


La dejamos continuar en el horno hasta que presente un ligero color dorado. Retiramos y dejamos enfríar. Podéis recortar los bordes para que os queden más perfectas, yo preferí dejarlas tal cual.


Preparamos la crema pastelera: En un cazo mezclamos la yema junto con el azúcar con unas varillas manuales hasta que estén ligeramente espumosas y claras. Añadimos la harina, la esencia de vainilla y la leche poco a poco hasta que no se formen grumos.


Llevamos a fuego suave y removemos continuamente hasta que se forme una crema espesa. Incorporamos el licor, removemos.


Cubrimos la crema con film transparente haciendo contacto con la masa para que no se forme costra. Dejamos que enfríe.


Una vez que la crema pastelera esté fría. Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría durante unos 10min.

Preparamos la  bavarese: Hervimos en un cazo la leche junto con el azúcar, retiramos y le añadimos las hojas de gelatina escurridas, mezclamos hasta que se disuelvan. Se la incorporamos poco a poco a la crema pastelera. Al principio su aspecto es un poco líquida pero no os preocupéis, a medida que vaya enfriando se vuelve más densa. La dejamos enfriar sin que llegue a cuajarse removiendo de vez en cuando.


Una vez que la crema esté fría, montamos la nata en el recipiente que pusimos a enfriar. Se la incorporamos a la crema poco a poco con movimientos envolventes. La introducimos en el frigorífico durante unos 30-40min, hasta que veamos que ha cogido un poco de consistencia y que podemos esparcirla sin ningún problema.


Transcurrido ese tiempo la extendemos sobre una de las láminas de hojaldre, alisamos un poco la superficie.


Cubrimos con la otra lámina de hojaldre. Llevamos al frigorífico como mínimo tres horas. Antes de servir lo dividimos en varios trozos con un cuchillo bien afilado.


Espolvoreamos con azúcar glas.


Preparamos un café y a relajarnos, que nos lo merecemos ;)


Fuente con algunas modificaciones: ricettesfiziosedirosaria
 
Como podéis comprobar los trozos son bastante grandes. De echo alguno al final incluso lo dividimos en dos ;) Aunque también hubo algún goloso que se zampo dos, uno grande y otro pequeño ^_^

Muchísimas gracias por vuestra visita y comentarios.
Que disfrutéis de las fiestas de San Juan!!. Un gran abrazo para tod@s.

lunes, 1 de junio de 2015

Pastel de verano con pan de molde, facilito

Con este sencillo pastel salado que os presento hoy, quedareis de fábula sin apenas ensuciar la cocina. Nos puede servir como entrante, para una cena o celebración. Se puede preparar con antelación por lo que es una opción estupenda cuando andamos escasos de tiempo y con prisas ;)
Una pequeña recomendación que os doy es que utilicéis el surimi envasado al vacío ya que le va aportar más sabor que el congelado. Podéis utiliza cualquier otro molde y adaptar las cantidades en función de vuestros gustos, añadirle aceitunas, pepinillos etc. Ya veréis! le va a encantar a todos.


Fuente adaptada. Web Ybarra

Ingredientes para un molde de 24x13 para unas 8-9 raciones.
  • 350gr de mayonesa (aprox, dependiendo un poco vuestros gustos)
  • 220gr de atún en aceite de oliva
  • 6 palitos de surimi (unos 100gr)
  • 10 rebanadas de pan de molde sin corteza
  • 6 lonchas de jamón cocido
  • 6 lonchas de queso
  • 80gr de tomate rallado (unas tres cucharadas colmadas)
  • un chorrito de aceite de oliva
  • una pizca de sal
  • 4 hojas de lechuga tiernas
  • 2 huevos cocidos

Preparación:

Lavamos, secamos y picamos menuda la lechuga, reservamos.

Picamos el surimi, lo mezclamos junto con el atún y dos cucharadas colmadas de mayonesa, reservamos.


Forramos con un trozo de film transparente el molde procurando que sobresalga como unos 8 centímetros para cada lado. Esto nos ayudará a desmoldarlo más fácilmente.

Colocamos en la base dos o tres rebanas de pan de molde, dependiendo del tamaño de estas (si fuera necesario cubrimos los huecos con pequeños trozos) Las untamos con una cucharada colmada de mayonesa. Depositamos encima la lechuga picada formando una capa.


A continuación formamos otra capa con las lonchas de jamón cocido.Y luego el queso.

Cubrimos con una capa de pan de molde.
Rallamos el tomate, le retiramos un poco del jugo con una cuchara para que nos quede la pulpa más densa. Le añadimos un chorrito de aceite de oliva y una pizca sal, mezclamos.


Lo extendemos por encima de las rebanadas de pan.


A continuación vertemos la mezcla de atún y surimi, lo aplanamos un poco.


Cubrimos con una capa de pan de molde. Doblamos hacia el centro el film que sobresale por los lados. Presionamos ligeramente con las manos para que se compacte todo.


Introducimos en el frigorífico durante unas 3-4 horas. En mi caso lo dejé toda la noche, transcurrido este tiempo lo desmoldamos sobre una bandeja.  Lo cubrimos todo con una fina capa de mayonesa (la cantidad dependerá según vuestros gustos).


Picamos los huevos cocidos en trocitos pequeños y se los esparcimos por encima de la mayonesa. Terminamos de decorar con unas hojas de lechuga picadita, tomates cherry, o como más os guste.


Que lo disfrutéis! Feliz semana ;)

lunes, 25 de mayo de 2015

far bretón, pastel francés

Esta semana tenía previsto publicar una receta salada, pero cuando comencé a realizarla ya era tarde y había poca luz natural, con lo cual las fotos no salieron muy decentes que digamos, así que voy a esperar a repetirla otro día, por lo que decidí pasar directamente al postre con este estupendo pastel ;)
El far bretón es un dulce tradicional de Francia, concretamente de la región de Bretaña. Se trata de un pastel con una textura similar a un flan denso, aromatizado de vainilla, ron, y ciruelas pasas deshuesadas para la base. Las ciruelas se pueden sustituir por otro tipo de fruta, pasas, manzanas, peras, lo que más os apetezca. Os animo a poneros el delantal porque es muy sencillo y está delicioso!!


Ingredientes: para un molde rectangular de 20x30
  • 250gr de ciruelas pasas deshuesadas
  • 2 cucharadas de ron
  • 4 huevos medianos
  • 150gr de azúcar
  • 150gr de harina de repostería
  • 1 vaina de vainilla
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida
  • 620ml de leche entera
Preparación:
En un cuenco pequeño ponemos a macerar las ciruelas junto con las dos cucharadas de ron, a continuación le añadimos un poco de agua tibia hasta cubrilas, tapamos el recipiente con film transparente mientras preparamos la masa.


Encendemos el horno para que se vaya calentado a 190º calor arriba-abajo.

En un bol grande batimos con unas varillas los huevos junto con el azúcar durante unos 4min hasta que estén espumosos.

Agregamos a esta mezcla la harina tamizada y las semillas de la vaina de vainilla (para extraerlas cortamos la vaina a lo largo y la raspamos con un cuchillo)


Mezclamos hasta obtener una masa suave sin grumos. Agregamos las dos cucharadas de mantequilla derretida.

A continuación incorporamos la leche, removemos bien.


Escurrimos las ciruelas y las troceamos a la mitad, o si lo preferís las dejáis enteras.
Las esparcimos en el fondo del molde. Vertemos la masa dentro.


Introducimos en el horno que tenemos precalentado durante unos 45min aprox hasta que esté dorado por arriba y al introducir un palillo este salga un pelín húmedo. Lo retiramos y dejamos enfriar durante unas dos o tres horas.

Para servirlo lo dividimos en pequeños trozos.


¿os sirvo un trocito?:-)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...