lunes, 20 de abril de 2015

tarta fresca de café y bizcocho de chocolate, deliciosa!!

En semana santa como hacía calorcito, en vez de preparar las típicas torrijas me decanté por una tarta fresquita.
Como ya os he comentado en alguna ocasión, en casa nos entusiasman los postres de café, y esta tarta ha triunfado. El bizcocho de la base lo preparé la noche anterior, aprovechando que encendí el horno para hornear una pizza. Se trata de un bizcocho húmedo, similar al browunie con un intenso sabor a chocolate que combina de maravilla con la cremosidad de la crema de café.
En el caso de no disponer de un molde rectangular como el mio podéis usar uno redondo de 26cm. Más abajo os explico como hice la decoración, veréis que sencilla ;)


Ingredientes para un molde de rectangular de 28 x 7 x 19cm

Para la base de bizcocho:
  • 2 huevos medianos
  • 50gr de azúcar moreno
  • 75gr de chocolate de cobertura
  • 4 cucharadas de aceite
  • 2 cucharadas de agua tibia
  • 1 cucharadita de café de esencia de vainilla 
  • 35gr de harina de repostería
  • 8gr de cacao puro (una cucharadita de postre colmada)
  • 1 cucharadita de postre de levadura química tipo Royal
  • una pizca de sal
 Para la crema de café:
  • 6 hojas de gelatina (12gr)
  • 300gr de queso de untar
  • 2 yogures griegos azucarados
  • 2 vasos de yogur de azúcar
  • 2 cucharadas colmadas de café soluble
  • 2 cucharadas de licor café
  • 4 cucharadas de leche para disolver la gelatina
  • 200ml de nata 35% materia grasa
  • cacao puro en polvo para espolvorear por encima
Preparación: de la base de bizcocho

Forramos la base del molde con un trozo de papel de hornear, reservamos.


Mezclamos en un recipiente la harina, el cacao en polvo, la levadura y la pizca de sal, reservamos.

Encendemos el horno a 180º, calor arriba-abajo, sin aire, para que se vaya calentando.

Partimos el chocolate en trozos pequeños y lo derretimos al baño maría o en el microondas a intervalos de 20 segundos para que no se nos queme, removiendo para que se termine de fundir con el calor residual, una vez derretido añadimos las cucharadas de aceite, removemos bien y reservamos.


Batimos con unas varillas eléctricas los huevos junto con el azúcar durante unos 7min hasta que estén espumosos y presenten un color amarillo pálido.


Incorporamos a la mezcla de huevos el chocolate derretido (que estará todavía un poco templado) poco a poco con ayuda de una espátula y movimientos envolventes, una vez integrado agregamos las cucharadas de agua tibia

Añadimos la mezcla de harina tamizada poco a poco con movimientos envolventes.


Vertemos la masa en el molde.Lo introducimos en el horno que tenemos precalentado durante 15min aprox (dependiendo de cada horno) hasta que al introducir un palillo este salga un pelín húmedo.


Es importante controlar el tiempo para que el bizcocho no salga seco. Lo retiramos del horno y dejamos enfriar en el molde.

Una vez el bizcocho esté frío procedemos con la crema de café:

Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría durante unos 10min aprox,

Mientras montamos la nata con unas varilla eléctricas en un recipiente que esté bien frío, introduciéndolo previamente una hora antes en el frigorífico o unos 10min en el congelador, una vez montada reservamos en el frigorífico.
En un bol echamos el queso, los yogures, el azúcar y el café soluble disuelto en el licor de café, batimos con unas cuchíllas eléctricas hasta que nos quede una crema suave y sin grumos.


Ponemos a calentar las cuatro cucharadas de leche, una vez caliente añadimos las hojas de gelatina escurridas, dejamos que se temple un poco y se la agregamos a la crema poco a poco y sin parar de remover.


Incorporamos la nata montada con movimientos envolventes.


Vertemos la mezcla sobre la base del bizcocho y lo balanceamos ligeramente para que nos quede uniforme.


Introducimos en el frigorífico como mínimo unas 3 horas, mejor de un día para otro. Una vez que haya cogido consistencia la decoramos.
Yo imprimí el diseño de una taza y una cafetera  y luego los recorté con unas tijeras. Los
colocamos en el centro y espolvoreamos con el cacao en polvo por encima, luego pasamos un cuchillo por todo el borde interior del aro y lo sacamos.


 Con delicadeza retiramos también el diseño de papel.


Lo dividimos en pequeños trozos, limpiando el cuchillo después de cada corte para presentarlos todavía más atractivos.


Se la dedico a alguien muy especial que está pasando unos meses en Francia, y sé que le entusiasman los postres de café ;) Un gros bisou  ;)

lunes, 13 de abril de 2015

rustici leccesi

Me encanta la cocina Italiana, cada vez que encuentro alguna receta interesante estoy deseando probarla, esta vez le ha tocado el turno a una salada, los rustici leccesi.
Unos pequeños y crujientes bollos de hojaldre rellenos de bechamel, mozzarella y tomate troceado, un bocado cremoso de lo más apetecible. Ideales para una celebración o simplemente para una cena. Son muy sencillos de preparar. Se consumen tibios y con mucha precaución de no quemarnos la lengua al primer mordisco ;) Lo digo por experiencia.


Ingredientes: para 5 rustici
  • 1 lámina de hojaldre de 250gr
  • 30gr de mozzarella rallada
  • 40gr de tomate troceado
  • aceite de oliva virgen
  • sal
  • 1 huevo batido junto con un chorrito de leche para pincelar por encima.
Para la bechamel :
  • 210ml de leche entera
  • 25gr harina
  • 20gr de mantequilla
  • nuez moscada
  • pimienta negra
  • sal

Comenzamos preparando la bechamel.
Ponemos la leche a calentar en un cazo. Mientras disolvemos en otro cazo la mantequilla a fuego suave. Agregamos la harina y la tostamos un poco removiéndola con una cuchara de madera o unas varillas. Añadimos la leche caliente poco a poco y sin dejar de remover para evitar que se formen grumos. Añadimos una pizca de sal, la nuez moscada y la pimienta, continuamos removiendo hasta que haya espesado. Cubrimos con film transparente haciendo contacto con la masa, reservamos.


Encendemos el horno a 190º calor arriba-abajo para que se vaya calentando.

Preparamos la lámina de hojaldre. La extendemos aprovechando el papel en el que viene envuelta. Formamos 9 discos de 9cm de diámetro. Podemos ayudarnos de un cuenco pequeño o una taza. Los recortamos con un cuchillo. Juntamos la masa sobrante y formamos el disco que nos falta para completar los 10.

Vertemos los trozos de tomate en un colador y los presionamos con una cuchara para que eliminen el agua, aliñamos con un chorrito de aceite y sal, reservamos.


Cubrimos la bandeja del horno con papel de hornear limpio y depositamos 5 círculos dejando un pequeño espacio entre ellos. Mojamos los bordes con un poquito de agua o huevo batido.


Rellenamos primero con la bechamel depositando una cucharada colmada (como es un poco densa no se desparramará) dejando un borde de 1cm y medio,  luego la mozzarella y por último el tomate aliñado.


A continuación cogemos los cinco discos restantes con los que vamos a cubrir, y estiramos cada uno un poco con las manos, para que una vez hayamos cubierto la crema nos queden del mismo diámetro que el de abajo. Una vez colocados sellamos presionando los bordes, primero con los dedos y luego con un tenedor . Hacemos un pequeño agujero en el centro para que salga el vapor.


Pincelamos con la mezcla de huevo batido por encima.


Introducimos en el horno  en la segunda ranura comenzando por abajo durante 20-25min hasta que estén doraditos.


A esperar un rato a que estén tibios. Mucho cuidadín con no quemaros ;)

lunes, 6 de abril de 2015

tarta refrescante de bocaditos de limón

En mi infancia cada vez que se abría una caja de galletas surtidas (por lo general cuando venía alguna visita), lo primero que cogía eran los bocaditos de limón, me encantan! después digamos que le daba un buen repaso al resto de la caja, no fuera a ser que de un día para otro se estropearan ;)
En esta ocasión he empleado los bocaditos para elaborar una tarta, similar a la de "oreo", cremosa y refrescante con un maravilloso sabor a limón, que hará las delicias de los que sois amantes de este cítrico. Os animo a probarla porque está realmente deliciosa!!!

 
Ingredientes para un molde de 20cm

Para la base:
  • Emplearemos 16 bocaditos (un rulo) 2 los reservamos para la decoración, a los 14 restantes le retiraremos la crema (que utilizaremos para el relleno de la tarta)
  • 60gr de mantequilla derretida
Para el relleno: 

4 hojas de gelatina
300gr de queso de untar
300gr de leche condensada
1 yogur de limón
4 cucharadas de zumo de limón

Preparación de la base:
Untamos con una pizca de aceite o mantequilla las paredes del molde para que actúe de pegamento y  forramos la base y los laterales con papel de hornear, reservamos.


Reservamos dos galletas con crema. Separamos el resto de galletas de la crema en dos cuencos.


Trituramos las galletas con un robot de cocina o dentro de una pequeña bolsa de plástico a la que le pasaremos el rodillo por encima. Las vertemos en un bol y le añadimos la mantequilla derretida, mezclamos y a continuación colocamos la mezcla dentro del molde, presionamos un poco con el dorso de una cuchara para que nos quede más compacta.


Preparación de la crema:

Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría unos 10min aprox mientras preparamos los demás ingredientes.

En un bol mezclamos con unas varillas manuales o eléctricas, el queso, la mitad de la leche condensada (la otra mitad la usaremos para derretir la gelatina) el yogur y el zumo de limón. Removemos bien hasta que nos quede una crema suave.


En un cazo ponemos a calentar a fuego suave el resto de la leche condensada que reservamos junto con la crema de las galletas, removemos un poco para que se disuelva.


Cuando esté caliente le incorporamos las hojas de gelatina escurridas,


Mezclamos, dejamos que se temple y la vertemos poco a poco encima de la crema removiendo para que se integre todo bien. Probamos la crema por si nos hiciera falta añadir un poquito más de azúcar, dependiendo de vuestros gustos.


Vertemos la mezcla dentro del  molde, lo agitamos ligeramente para que nos quede uniforme.


Introducimos en el frigorífico como mínimo unas tres horas, cuanto más tiempo esté mejor.
Una vez que haya cuajado rallamos por encima las dos galletas que habíamos reservado (con la crema).


Retiramos el molde y nos ayudamos del papel para transportarla a la bandeja donde la vayamos a servir, con cuidado lo retiramos.


Decoramos como más nos apetezca!


En mi caso lo que hice fue pelar un limón en círculo con un pelador de patatas, luego las corté en tiras muy finitas con el cuchillo simulando unos hilos. Como veis queda bastante favorecida :=)


Sencilla y refrescante, estoy segura de que vais a repetir en más de una ocasión ;)

lunes, 30 de marzo de 2015

nidos de pascua de chocolate

Estos originales nidos son tan fáciles de preparar, que me llevó más tiempo sacar las fotos que hacerlos.
He utilizado cereales de fibra pero también los he visto con "pretzels" salados. Para la decoración compré en el super una bolsita de mini huevos de chocolate, y en la tienda de golosinas los m&m, así pude escoger los colores, podéis ponerle lo que más o guste, con un chocolate de calidad el resultado está garantizado. Si tenéis niños en casa podéis pasar una tarde super divertida preparándolos (a las mamas les recomiendo que tengan a mano un buen detergente anti manchas :)


Ingredientes: para 10 nidos
  • 200gr de chocolate con leche (Nestle)
  • 140gr de cereales de fibra tipo "All Bran"
  • m&m´s (3 para cada nido)
  • mini huevos de chocolate (2 para cada nido)

Preparación:

Partimos el chocolate en pequeños trozos, lo echamos en un cuenco amplio y lo derretimos al baño maría o en el microondas a pequeños intervalos para que no se nos queme.

Una vez que el chocolate esté derretido le agregamos los cereales,  mezclamos con una cuchara despacio para que no se nos rompan hasta que se impregnen bien.

Con la ayuda de dos cucharas depositamos una pequeña cantidad sobre papel de hornear.


Le damos forma de nido, creando como un pequeño hueco en el centro para colocar los huevos.


Esperamos un par de minutos a que se seque un poco y a continuación colocamos los m&m´s.


Dejamos que sequen del todo.


En el caso de los huevos de chocolate esperamos a que se sequen por completo, porque de lo contrario se nos quedaría el envoltorio del papel pegado.


A continuación os muestro la foto de un autentico nido de pajarillos.


 que encontró mi suegro la primavera pasada mientras podaba el seto de la huerta  ^_^


Que disfrutéis de estos días de descanso, mucho cuidado en la carretera, Muak
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...