martes, 18 de junio de 2019

Tarta de galletas de la abuela, tradicional

La tarta de galletas de la abuela es una de esas recetas que se transmite de una generación a otra, y por ese motivo no podía faltar en este rincón. En casa normalmente se bañaban las galletas en leche aromatizada con un buen chorro de vino dulce Sansón (y de paso aprovechaban para tomarse una copita ;)
En vez de la crema pastelera se hacía con flanín, y para la cobertura se utilizaba chocolate "Mariño" que elaboran en nuestra localidad, y que en esta ocasión he sustituido por una marca blanca para que no hubiese ninguna duda con el resultado.
La capa de en medio es crema pastelera de chocolate, simplemente una vez hecha la crema pastelera le añadí unas onzas de chocolate de cobertura. Os aconsejo que la hagáis con unas cuantas horas de antelación, o si puede ser de un día para otro, que estará más rica.


Ingredientes: para un molde de 21x21
  • 30 galletas maría rectangulares, aprox 
  • 1 l de leche entera
  • 120gr de azúcar
  • 60gr de maizena
  • 5 yemas
  • un trozo de canela en rama
  • un trozo de corteza de limón
  • 1 cucharadita de postre de esencia de vainilla
  • 50gr de chocolate de cobertura, para la crema de chocolate (he utilizado la marca Eroski)
  • 1 cucharada de leche (para la crema de chocolate)
  • 125ml de leche aprox, para mojar las galletas 
  • un buen chorro de vino dulce, de vuestra preferencia

Para la cobertura: 125ml de leche entera, 100gr de chocolate de cobertura

Comenzamos troceando los 50gr de chocolate de cobertura que emplearemos para hacer la crema de chocolate, reservamos.

En un plato hondo echamos los 125ml de leche y un buen chorro de vino dulce que utilizaremos más tarde para mojar las galletas, reservamos.


Preparamos la crema pastelera:
Reservamos un vaso de leche y ponemos el resto a calentar a fuego suave junto con el azúcar, la corteza de limón, la rama de canela y la esencia de vainilla.


Cuando comience a hervir la retiramos del fuego y la dejamos reposar unos cinco minutos, retiramos la canela y la corteza de limón. Ponemos de nuevo la leche en el fuego. Mientras mezclamos el vaso de leche que habíamos reservado con las yemas y la maizena, cuando la leche esté a punto de hervir, le añadimos la mezcla de maizena.


Cocemos un par de minutos hasta que espese sin dejar de remover.


Echamos en un cazo pequeño 200gr de la crema pastelera que hemos preparado y le añadimos los 50gr de chocolate de cobertura troceado.


Removemos hasta que se derrita el chocolate completamente, si los trozos son pequeños se derrite con facilidad, de lo contrario, ponemos el cazo a fuego mínimo y una vez se haya disuelto le añadimos la cucharada de leche.


Colocamos una capa de galletas cubriendo la base del molde. No es necesario mojarlas previamente, ya que con la crema y el tiempo de reposo en el frigorífico, se ponen blanditas y luego nos resultará mucho más fácil servir, no os preocupéis que no se quedan pegadas al fondo del molde. Cubrimos los huecos con pequeños trozos.
Vertemos la mitad de la crema pastelera (normal) sobre la capa de galletas y la alisamos con una espátula.

Colocamos una capa de galletas mojadas en la leche y a continuación la crema de chocolate.


Otra capa de galletas mojadas y el resto de la crema pastelera. Cubrimos con galletas.

Preparamos la cobertura. Ponemos a calentar los 125ml de leche en un cazo junto con los 100gr de chocolate de cobertura troceado, removiendo continuamente, cuando se haya disuelto y comience a hervir lo cocinamos un minuto o dos, hasta que espese un poco, y acto seguido lo vertemos sobre la capa de galletas.


Lo extendemos con ayuda de una espátula o cuchara. Limpiamos los bordes que se hayan manchado de chocolate con una servilleta de papel ;)


Una vez que haya enfriado reservamos en el frigorífico un par de horas, mejor aún de un día para otro.

Os sirvo un trocito? umm!!

lunes, 10 de junio de 2019

Panecillos alemanes,, tradicionales

El pan es uno de los alimentos básicos de nuestra alimentación. Como ya os he comentado en alguna ocasión disfruto un montón elaborándolo en casa y siempre que enciendo el horno para hacer una pizza o una lasaña, aprovecho también para hacer cualquier tipo de pan. Combinando diferentes harinas, agua, levadura y sal se pueden hacer muchísimas variedades.
Hace poco preparé estos panecillos alemanes con un sabor y aroma a pan tradicional estupendo. La miga es muy tierna y la corteza crujiente.
Sirven tanto para acompañar el desayuno con mermelada o para la merienda con unas lonchitas de jamón o chorizo. En mi caso me tuve con conformar con unas rodajas de tomate y un chorro de aceite de oliva ;)


Ingredientes: para 8 bollos

Para el pre-fermento:
  • 200gr de harina de fuerza
  • 150ml de agua tibia
  • 5gr de levadura fresca
Para la masa:
  • el pre-fermento
  • 300gr de harina de fuerza
  • 150ml de agua tibia
  • 15gr de levadura fresca
  • 10gr de sal
  • 1 cucharadita de postre de azúcar

Preparamos el pre-fermento. Vertemos en un recipiente alto los 150ml de agua tibia y disolvemos en ella los 5gr de levadura. Le incorporamos los 200gr de harina, mezclamos. Cubrimos el recipiente con film y lo dejamos reposar toda la noche en el frigorífico.


En un bol grande echamos los 300gr de harina junto con la cucharadita de azúcar y la sal, mezclamos. Hacemos un hueco en el centro y añadimos los 15gr de levadura disuelta en los 150ml de agua tibia y el pre-fermento que teníamos preparado.


Mezclamos todos los ingredientes hasta obtener una masa que podamos manejar con las manos. Espolvoreamos una superficie con un poco de harina, volcamos la masa y la amasamos durante unos 10-12min hasta que esté suave, elástica y apenas se pegue a las manos.


Formamos una bola, y la dejamos reposar hasta que doble su volumen dentro de un bol cubierto con film, aprox 2h, dependiendo de la temperatura del ambiente.

Una vez que haya crecido, la  presionamos con las manos para quitarle el aire, espolvoreamos una superficie con harina y le damos de nuevo forma de bola, luego la aplanamos un poco y la dividimos en 8 partes iguales. Formamos una bola con cada porción.


Cubrimos una bandeja con papel de hornear y depositamos los panecillos encima, dejando una separación entre ellos para que al crecer no se junten. Cubrimos la bandeja con un paño y dejamos que crezcan de nuevo el doble de su tamaño, entre 1h y media a 2h, aprox.


Encendemos el horno a 220º para que se vaya calentando calor arriba-abajo. Colocamos un recipiente con  agua en la parte baja del horno para generar vapor. Una pequeña bandeja puede servir.

Pincelamos los panecillos con un poco de agua por encima.


Le hacemos un corte en el centro con un cuchillo bien afilado o una cuchilla de poca profundidad.


Los introducimos del horno durante unos 20min. Después de 15min de cocción, abrimos la puerta del horno para liberar el vapor y horneamos los panecillos hasta que se doren durante los 5min restantes con la puerta ligeramente abierta (para que no se cierre podéis poner un guante de cocina o un paño entre la puerta)

Retiramos los bollos cuando los veamos dorados y pincelamos aún calientes con un pizca de agua para obtener una corteza brillante. Los dejamos enfriar sobre una rejilla para que no se humedezcan.

Listos para disfrutarlos con lo que más os guste!

Fuente de inspiración: ichkocheheute

lunes, 27 de mayo de 2019

Vasitos de mousse de queso y arándanos

Cada vez soy más apartidaría de los postres individuales, sobretodo cuando somos pocos a la mesa, cómo estos vasitos de mousse de queso y arándanos que hice el otro día.
Aparte de que vais a sorprender a vuestros comensales por su atractivo color, os aseguro que les conquistará también su sabor porque que están deliciosos!!
Los vasitos de cristal son los que reciclo de los yogures y tienen el tamaño ideal para satisfacer ese momento goloso, pero sin pasarnos ;)
El año pasado plantamos una mata de arándanos en el jardín,  por más que la mimamos la pobre no llego a dar sus frutos,  así que seguiremos intentándolo. Espero que os gusten!


Ingredientes: para 6 vasitos

Para mousse de queso:
  • 3 hojas de gelatina (6gr)
  • 1 yogur griego
  • 200gr de queso de untar tipo philadelphia
  • 200ml de nata 35% materia grasa (140gr los utilizaremos para la crema de queso y 60gr para la de arándanos)
  • 60gr de azúcar
  • 3 cucharadas de leche entera
Para la mousse de arándanos:
  • 3 hojas de gelatina
  • 125gr de arándanos frescos
  • 45gr de azúcar
  • 100gr de queso de untar
  • 60gr de nata de montada (que reservamos de los 200gr)
  • 3 cucharadas de leche entera
  • 1 cucharada de agua

Preparamos la mousse de queso: 
Ponemos a hidratar las hojas en agua fría unos 10min.
Montamos los 200ml de nata en un recipiente que esté bien frío y reservamos en la nevera.

En un cuenco mezclamos el queso, el yogur y el azúcar, removemos bien hasta que la mezcla esté homogénea.


Ponemos a calentar las tres cucharadas de leche, cuando esté caliente escurrimos la gelatina y la disolvemos en ella, se la añadimos a la crema anterior removiendo.


Reservamos 60gr de nata montada (para la crema de arándanos) y añadimos los 140gr restantes a la crema de queso con movimientos envolventes.


Introducimos la crema en una manga pastelera y rellenamos los 6 vasitos con ella aproximadamente hasta las tres cuartas partes. Reservamos en la nevera 1h para que coja un poco de consistencia.


Preparamos la mousse de arándanos:
Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría.
Reservamos los 25gr de arándanos para la decoración. Ponemos los 100gr restantes en un cazo a fuego medio junto con el azúcar y la cucharada de agua.


Cuando el azúcar se haya disuelto y comience a hervir los cocinamos unos 2-3min hasta que la piel esté blandita, se deshacen muy rápido. Trituramos bien con una batidora de cuchillas y dejamos enfriar, removiendo de vez en cuando.


Cuando el puré de arándanos esté frío le incorporamos el queso.


Ponemos a calentar las tres cucharadas de leche, cuando esté caliente escurrimos la gelatina y la disolvemos en ella, se la añadimos a la crema de arándanos. Le agregamos los 60gr de nata montada con movimientos envolventes.


Ahora tenéis dos opciones, verterla directamente en los vasitos o introducir la crema unos 15min en el congelador para que coja consistencia, remover y luego introducirla en una manga pastelera con boquilla rizada y rellenar los vasitos. Una vez hecho esto, los introducimos en la nevera mínimo 2h.


Cuando los vayamos a servir, decoramos con los arándanos que habíamos reservado.


Colocamos unas hojitas de menta para hacerlos aún más atractivos.


Fijaros que maravillosa textura.


  Bueeeno!.....os reservo uno? 😋

lunes, 13 de mayo de 2019

Flan casero, de dulce de leche

Cuando no dispongo de mucho tiempo y necesito preparar un postre que guste a todos, lo más sencillo es preparar un flan. Si os gusta el dulce de leche este os va a enamorar, tanto por su textura cremosa como por su sabor a caramelo, sin resultar empalagoso. Es la primera vez que lo hago y según mis catadores con diplomatura de varios años de catas, no va a ser la última.
Como no me apetecía encender el horno, lo hice a baño maría en una olla, por eso tiene los típicos agujeritos ;)
Fácil, económico y que está la mar de ricoooo, así que ya sabéis, manos a la obra!


Ingredientes para un molde de 20cm x 9 de alto

Para el flan:
  • 130gr de azúcar, y 1 cucharada de agua, para hacer el caramelo
  • 1 lata de dulce de leche de 397gr
  • 4 huevos grandes
  • 1 brik de leche evaporada de 200ml
  • 1 lata de leche entera (tomamos como medida la lata de dulce de leche vacía)

Preparamos el flan:
Se puede hacer a baño maría en una olla o en el horno. En el caso de hacerlo en el horno, encenderlo a 170º para que se vaya calentando, y poner un recipiente más grande que el molde que vayamos a utilizar con un poco de agua, para luego poder cocinarlo a baño maría.

Preparamos el caramelo:
Ponemos a calentar en un cazo el azúcar a fuego medio junto con la cucharada de agua hasta que se derrita y presente un ligero color dorado, lo retiramos del fuego. Lo vertemos en el molde y con ayuda de unas manoplas vamos girando el molde para esparcir bien el caramelo sin quemarnos. Lo dejamos a un lado mientras preparamos la mezcla de flan.

En un recipiente mezclamos con unas varillas manuales o eléctricas, los huevos, el dulce de leche y la leche normal.


A continuación añadimos la leche evaporada.


Pasamos la mezcla por un colador para cerciorarnos que está todo bien integrado.


La vertemos en el molde.


Cubrimos con papel de aluminio, en el caso de cocinarlo en el horno, lo introducimos en él como os expliqué al principio durante 1h. Si lo hacéis en la olla lo colocamos dentro de una de mayor tamaño que nuestro molde. Llenamos la olla con agua hasta que llegue a la mitad de la altura del molde.


Ponemos a fuego medio (mi cocina es a gas y lo pongo en el hornillo mediano) cuando veamos que está a punto de hervir, bajamos el fuego al mínimo y lo dejamos  una hora aprox, hasta que al pinchar con un palillo este salga un poquito húmedo. Retiramos de la olla y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Cuando esté frio lo introducimos en el frigorífico mínimo unas 4h, mejor de un día para otro.


Para desmoldar sujetamos el molde con las manos y lo agitamos para que el caramelo penetre por los bordes y nos resulte más fácil retirarlo. Le damos la vuelta en la bandeja donde lo vayamos a servir.


Bañamos con el caramelo por encima y ummm!! a disfrutar!   

lunes, 29 de abril de 2019

Arroz tres delicias, estilo chino

Esta semana os propongo el arroz chino tres delicias,  un plato de origen chino con una combinación de texturas y  sabores deliciosa!! y muy fácil de preparar. Las tres delicias serian,  las gambas, la tortilla y el jamón cocido.
Es un plato muy completo, se puede preparar con antelación y tomar tanto frío como caliente.
Se puede utilizar cualquier tipo de arroz largo, a mi preferiblemente me gusta utilizar el basmati porque le aporta un aroma y un sabor muy especial y si a eso le añadimos unos buenos langostinos y huevos caseros el resultado es un arroz fantástico!!  Os animo a que lo preparéis en casa porque os va a encantar!


Ingredientes: para unas 6-7 personas
  • 1 taza de arroz largo, con capacidad para 400gr, tipo, basmati, jazmin, etc. Por cada taza de arroz utilizaremos, 1 taza y media de agua
  • 250gr de colas de langostinos peladas
  • 1 loncha gruesa de 250gr de jamón york cocido (para cortar en tacos)
  • 4 huevos
  • 3 zanahorias
  • 150gr de guisantes congelados
  • 1 cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • 4 ó 5 cucharadas de salsa de soja (según el gusto)
  • aceite de oliva virgen extra 
  • sal

Preparación: Comenzaremos lavando el arroz en agua fría un par de veces, para retirar parte del almidón hasta que el agua salga casi clara.


Lo colocamos en una olla junto con una pizca de sal, le añadimos el agua, por cada taza de arroz, añadiremos 1 y media de agua (dependiendo del tamaño de vuestra taza) Una forma de asegurarse que pusimos la cantidad correcta de agua es que tiene que sobrepasar al arroz como 1cm.

 

Tapamos la olla y la ponemos al fuego, cuando comience a hervir, bajamos el fuego al mínimo y cocinamos unos 10-12min aprox, sin destapar hasta que esté casi hecho para que luego al freírlo los granos queden enteros, retiramos del fuego, dejamos reposar unos 15min, y luego lo extendemos sobre una bandeja para que se enfríe y se separen los granos.


Una vez se haya enfriado se puede reservar en el frigorífico para utilizarlo al día siguiente o si lo queremos utilizar ese mismo día dejarlo unas 2 horas a temperatura ambiente para que seque bien.

Consejo: A la hora de cocinar los ingredientes es mejor ser prudente con la sal ya que la salsa de soja que se le añade al final también la contiene.

Cortamos el jamón en taquitos pequeños y reservamos. 

Pelamos y cortamos las zanahorias en cuadrados pequeños y las ponemos a cocer junto con los guisantes y una pizca de sal hasta que estén tiernas. Yo suelo cocinarlo al vapor unos 10min, retiramos y reservamos.


Retiramos el intestino a las colas de langostinos y los cortamos en tres o cuatro trozos.


Los freímos un poco en una sartén con un chorro de aceite y una pizca de sal. No es necesario cocinarlos del todo ya que después ya se terminan de hacer junto con el arroz, reservamos junto con el jugo que soltaron al freírse

En una sartén  echamos un chorro de aceite, batimos los huevos y los cocinamos, revueltos o en tortilla francesa y luego la troceamos, reservamos.


En una sartén amplia o un wok donde nos quepan todos los ingredientes, echamos unas 4-5 cucharadas de aceite de oliva y pochamos la cebolleta y el ajo picados menudo.


Cuando estén blandos,  añadimos el arroz, removemos un poco y luego vamos añadiendo el resto de los ingredientes.


Por ultimo añadimos la salsa de soja y mezclamos un poco.


Comprobamos de sal y servimos!


Lo mio no son  los palillos 😁

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...