lunes, 21 de septiembre de 2020

Pastel de higos con crema de queso

Holaaa!! Después de las vacaciones de verano en mi primera publicación solía poner "de vuelta a la normalidad" es obvio que dada la situación que estamos viviendo es diferente, pero tenemos que seguir adelante con mucha fuerza.

El otro día aprovechando que mi suegro había recogido unos cuantos higos de la huerta, preparé este sencillo pastel. Lo hice en un periquete con los ingredientes que tenía en ese momento en casa. Veréis qué fácil y rápido se hace. 

La crema es fantástica! refrescante, ligera, no es excesivamente dulce y además es muy suave. Si no os gustan los higos podéis ponerle cualquier otra fruta. La segunda vez que lo hice (para los más golosos) le puse un poquito de mermelada de higos por encima y está tremenda! Espero que os guste! ya me contaréis que os ha parecido.

  

Ingredientes: para un molde de 26x17x5

  • 500ml de leche entera
  • 1 huevo grande
  • 25gr de maizena
  • 30gr de harina común
  • 70gr de azúcar
  • 1 sobre de azúcar avainillado (8gr)
  • 135gr de queso de untar, tipo filadelfia
  • 9 galletas rectangulares, tipo maría
  • 11 higos aprox, dependiendo del tamaño

Preparación: Forramos el molde con papel de hornear, para que nos resulte más fácil a la hora de desmoldar.

Colocamos una capa de galletas en el fondo. No es necesario mojarlas en leche, con la crema y el tiempo de reposo es suficiente para que se pongan blandas.

En una olla pequeña o cazo, mezclamos todos los ingredientes (excepto el queso)


.Llevamos al fuego y cocinamos a fuego suave, sin dejar de remover, hasta que la crema espese.

 Retiramos del fuego y añadimos el queso. Removemos bien hasta que esté bien integrado.

 Vertemos la crema sobre la base de galletas. Esperamos a que se enfrié y lo llevamos a la nevera unas 3-4 h. Mejor de un día para otro.

 Antes de servir, cortamos los higos en cuatro partes o en láminas, como más os guste! y los colocamos por encima de la crema.

 

Desmoldamos si es que ya no lo hicimos previamente. Para que resulte más bonito se pueden recortar un poquito los bordes. Opcionalmente le podemos poner un poco de mermelada de higos por encima.

 Cuidaros y mimaros mucho ;)




martes, 2 de junio de 2020

Helado cremoso de chocolate con gelatina, fácil y delicioso!

Cuando aprieta el calor a quién no le apetece un delicioso y refrescante helado de chocolate? Pues este es super fácil de hacer, no hace falta una heladera y es muy económico porque rinde un montón, con estos ingredientes os saldrán dos tarrinas de 1 litro

En Brasil lo llaman "sorvete de gelatina" y os puedo asegurar que es uno de los helados de chocolate más ricos y cremosos que he hecho. La gelatina le aportar esponjosidad a la crema y evita que se formen esos diminutos cristales que a veces se perciben en los helados caseros cuando no se utiliza un estabilizante. Aunque por supuesto eso también depende del tipo de congelador de cada uno.

Os dejo con la receta, que me voy a servir uno con trocitos de avellanas ^_^


Ingredientes: aprox, para dos tarrinas de 1litro
  • 50gr de cacao puro en polvo
  • 50gr cola-cao
  • 500ml de leche entera tibia
  • 1 bote pequeño de leche condensada 370gr
  • 200ml de nata 35% materia grasa
  • 1 sobre de gelatina neutra (sin sabor) de 10gr
  • 5 cucharadas de agua para disolver la gelatina
  • opcional cacao puro en polvo para espolvorear por encima
 
Nota: la leche tibia ayuda a que se disuelva mejor el cacao y también evitar que se puedan formar pequeños grumos a la hora de incorporar la gelatina

Preparación: En un tazón pequeño ponemos a hidratar la gelatina con las cinco cucharadas de agua.

Mientras, en el vaso de una licuadora o de batidora con cuchillas ponemos el resto de los ingredientes, la leche tibia, la condensada, la nata, el cacao puro y el cala-cao. Mezclamos dos o tres minutos  hasta que esté todo bien integrado.
Llevamos la gelatina al microondas unos 10 segundos o a baño maría hasta que se disuelva. Se la incorporamos a la mezcla anterior poco a poco, con la batidora o licuadora en marcha. Mezclamos unos dos minutos más.
Vertemos la crema en un taper. Llevamos al congelador unas 3-4h, lo suficiente para que se congele un poco por los laterales y el centro esté blando (tipo mousse) sin  llegar a congelarse del todo
Lo pasamos a una batidora de varillas eléctricas y batimos a baja velocidad por unos 5-6 min, hasta que esté cremoso y duplique su volumen, es muy importante batirlo bien, pero sin pasarse, para incorporarle aire a la crema y lograr que
salga cremoso.
Vertemos la crema en las tarrinas, espolvoreamos con él cacao y llevamos al congelador por unas 6 horas mínimo, mejor toda la noche.
.
Unos minutos antes de servirlo, se retira del congelador y lo ponemos en el frigorífico para que no esté excesivamente duro cuando lo manipulemos. Preparamos un vaso con agua tibia, cada vez que formemos una bola pasamos la cuchara primero por ella. De esta forma resulta más fácil retirarlas.

Servimos en cucurucho o en copas.
.
Lo prefiero en copas porque caben más bolas jajaja





.


domingo, 26 de abril de 2020

Vasitos de chocolate, super fáciles

Estos vasitos es una de esas recetas que os encantará tener a mano porque se preparan super rápidos y están de viciooo!!

Tienen el sabor de las típicas copas de chocolate con nata y los yogures de Clesa con sabor a bombón que tantos recuerdos me traen de mi infancia, pero en versión casera.
Normalmente los tomamos solos, la nata solo se la pongo en las ocasiones especiales ;) 

Para hacerlos me inspiré en una receta que me envió una amiga y que he ido adaptando a nuestro gusto. Lamentablemente no tenía descrito su procedencia para poder compartir el enlace. Os animo a hacerlos porque os aseguro que le van a encantar a toda la familia! 


 Ingredientes: para 7 vasitos
  • 800ml de leche entera
  • 90gr de azúcar
  • 40gr de maizena
  • 60gr de chocolate en polvo a la taza
  • 10gr de cacao puro (sin azúcar)
  • 1 cucharadita de postre de esencia de vainilla

Opcional: 100ml de nata, montada junto con una cucharada de azúcar para la decoración

Preparación:

Reservamos un poco de leche en un vaso y ponemos el resto a calentar a fuego suave junto con el azúcar.


Mientras, en el vaso de leche que habíamos reservado, disolvemos el resto de los ingredientes, la maizena, los chocolates y la esencia de vainilla, removemos bien y la vertemos en la leche caliente.

Cocemos a fuego medio durante un par de minutos hasta que espese sin dejar de remover. Dejamos que burbujee un minuto y la retiramos del fuego.


Vertemos en los vasitos, esperamos a que se enfríen y luego los llevamos al frigorífico, mínimo dos horas.


Listos para servir como más os guste.


Para los más golosos decorar con la nata montada


De viciooo!!


 A ver quien se resiste a no lamer la cuchara eh! 😋

martes, 28 de enero de 2020

Tarta de piña al horno, jugosa


Cada vez que voy a dar una vuelta por el mercado y veo algún puesto con libros, no puedo resistirme a echar una ojeada por si hallo algún libro de cocina interesante.

Mis preferidos son los que contienen ingredientes simples, fotos sencillas y cuanto más antiguos sean mejor :) Para la elaboración de esta tarta me he basado en uno de ellos.

La base sabe como a galleta pero tiene una textura más blanda y ligera, ya que lleva queso fresco en vez de mantequilla. El relleno de la parte superior es abizcochado y en la parte inferior es más jugoso y cremoso. A mí como me encanta la piña me ha parecido una delicia!


Ingredientes: para un molde de 22cm con la base desmontable.

Para la base:
  • 75gr de queso fresco de Burgos o similar
  • 2 cucharadas de leche
  • 3 cucharadas de aceite de oliva suave
  • 50gr de azúcar
  • 1 sobre de azúcar avainillado (15gr)
  • 150gr de harina
  • 2 cucharaditas de café de levadura química
  • Una pizca de sal
Para el relleno:
  • 550gr de piña fresca, pelada y troceada (la mía, entera pesaba sobre un 1.2kg y me sobró una poca)
  • 2 huevos grandes
  • 2  yogures griegos (250gr)
  • 75gr de azúcar
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • Ralladura de un limón pequeño
  • Azúcar glas para espolvorear por encima

Preparación:

Lo primero que haremos será mezclar el yogur griego (que utilizaremos para el relleno) con la cucharada de zumo de limón y dejarlo reposar unos 30min aprox, mientras preparamos el resto de los ingredientes. Al cabo de ese tiempo el yogur con la reacción del limón se habrá vuelto más denso.


Pelamos y cortamos la piña en trozos pequeños. Luego la estrujamos entre la mano, cogiendo pequeñas cantidades para quitarle gran parte del jugo,  reservamos en un escurridor. 



Preparación de la base: Untamos la base y las paredes del molde con mantequilla, reservamos.

Mezclamos en un bol con una batidora o unas varillas manuales el queso de Burgos escurrido, hasta obtener una textura cremosa. Le añadimos la leche, el aceite y el azúcar normal y avainillado, removemos bien.

A continuación agregamos la harina tamizada junto con la levadura y una pizca de sal. Removemos con una cuchara de madera hasta lograr una masa densa. Llegado a ese punto continuamos amasando con las manos hasta que esté lisa.


Dividimos la masa en dos partes. Extendemos una parte de la masa sobre una hoja de papel de hornear, que previamente habremos espolvoreado con un poco de harina. La aplanamos un poco con las manos y luego la estiramos con un rodillo formando un círculo más grande que nuestro molde, de unos 28cm, ya que tiene que cubrir también las paredes.


La situamos dentro del molde dándole la vuelta al papel y retirándolo a continuación, la ajustamos con las manos. 


No os preocupéis si se os rompe la unís con los dedos y listo! La que sobra por los bordes se recorta con un cuchillo, reservamos el molde en la nevera mientras preparamos el relleno.


Encendemos el horno a 190º para que se vaya calentando.

Preparamos el relleno: Separamos las yemas de las claras. Con unas varillas eléctricas batimos las claras a punto de nieve pero sin que estén demasiado firmes. Luego, debemos batir las yemas junto con el azúcar hasta que estén espumosas. Añadimos la ralladura de limón, e incorporamos poco a poco y alternativamente la harina y el yogur. 


Agregamos las claras montadas con movimientos envolventes.


Distribuimos los trozos de piña en la base del molde y vertemos encima la crema de yemas y claras. 


Dar unos pequeños golpes al molde contra la mesa para que penetre bien la masa.


Lo introducimos en el horno que previamente pusimos a calentar durante unos 40- 45min aprox. Si vemos que se dora mucho por la parte de arriba antes de terminar la cocción, la cubrimos con un trozo de papel de aluminio.


Retiramos del horno, esperamos unos 10min a que se enfríe un poco y luego le retiramos el aro. Dejamos enfriar por completo.
 

Antes de servir, espolvoreamos con azúcar glas por encima. Deliciosaaaa!!! 

martes, 17 de diciembre de 2019

Falso paté de centollo


Este falso paté de centollo es estupendo tanto para las fiestas Navideñas como para cualquier otra celebración. Es súper fácil de hacer, económico y se puede preparar con antelación. 
Si lo podéis presentar en una cáscara de centollo el pego es total. Cuando los comensales se enteren que no lleva ni una pizca de centollo os aseguro que les va a sorprender a más de uno ;) 
Con unos ingredientes de buena calidad, acompañado de pan de diferentes variedades y una copa de albariño fresquito el éxito está asegurado.


Ingredientes: para 8 personas

  • 1 yema de huevo cocido (la parte blanca no!)
  • 10 palitos de cangrejo
  • 1 lata pequeña de anchoas en aceite (42gr)
  • 1 lata de mejillones al natural (115gr)
  • 1 trocito de cebolla
  • 1 cucharada colmada de mayonesa
  • 1 cucharada de vino blanco, albariño o similar


La preparación es muy fácil. Cogemos dos palitos de cangrejo y los picamos menudos, reservamos.


Lavamos las anchoas una por una debajo del grifo para quitarles el exceso de sal y luego las secamos con papel absorbente.
.
Colocamos en el vaso de la batidora las anchoas y los 8 palitos restantes de cangrejo en trozos, los mejillones escurridos, la mayonesa, el vino, la yema de huevo y el trocito de cebolla se puede añadir ahora o al final muy picadita, como más os guste!


 Los trituramos hasta conseguir una pasta.


Añadimos los dos palitos de cangrejo picaditos, y la cebolla si no la trituramos anteriormente, removemos para que se integren bien.
Lo llevamos a la nevera hasta la hora de servir. Aguanta perfectamente un par de días en la nevera.


Otra opción para servirlo podrían ser unas mini tartaletas de hojaldre o masa quebrada, eso ya lo dejo a vuestra elección.

A mí me encanta untarlo sobre un trocito de pan artesano 😋
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...