martes, 21 de junio de 2022

Tiramisú de limón

Hoy os presento una versión más veraniega del clásico tiramisú.  Un tiramisú de limón que hice el fin de semana pasado, y que en vista del resultado se va a repetir muchas, muchas, veces. 

Es super refrescante, el sabor a limón se percibe que está presente, pero sin llegar a ser ácido. El jarabe para mojar los savoiardi no lleva alcohol, por si tenéis niños en casa. Las yemas las he cocinado a baño maría para mayor seguridad y además le aporta una textura estupenda.

Si aún no lo habéis probado, os lo recomiendo porque la combinación de sabores es tremendamente deliciosa!

 


Ingredientes: para un molde de 21 x 21

  • 24 savoiardi
  • 2 huevos
  • 120gr de azúcar
  • 250gr de mascarpone
  • 200 ml de nata 35%
  • 60 ml de zumo de limón
  • ralladura de 1 limón
  • 2 hojas de gelatina, neutra

Para bañar los bizcochos:

  • 200ml de agua
  • 1 cucharada de azúcar
  • 3 cuch, de zumo de limón

Preparamos el baño para los bizcochos. Mezclamos el agua, azúcar y el zumo de limón hasta que el azúcar se haya disuelto.

Preparación de la crema. Separar las yemas de las claras.

Montar las claras a punto de nieve firme.

Poner a hidratar las dos hojas de gelatina en agua fría.

Batir las yemas con una batidora, junto con el azúcar al baño maría, removiendo continuamente. Simplemente con el calor que genere el vapor del agua será más que suficiente. Lo justo para que se disuelva un poco el azúcar y las yemas no se cocinen.  Ojo! El bol con las yemas no tiene que tener contacto directo con el agua. Batir hasta que esté esponjoso y presenten un color más claro.

Añadir a las yemas el mascarpone y luego el zumo de limón poco a poco.

 Incorporar la gelatina disuelta, a baño maría o en el microondas.

Agregar las claras montadas, con movimientos envolventes y la ralladura de limón.

 Por último, añadir la nata montada poco a poco. 

Montaje. Mojamos un segundo los bizcochos en el baño que preparamos anteriormente. Colocar una capa cubriendo la base del molde.

 Poner la mitad de la crema, alisar la superficie.

  Poner otra capa de bizcochos bañados y cubrir con el resto de la crema, alisar. La decoración la hice pasando un tenedor por la superficie.

 Llevar al frigorífico un par de horas. Mejor de un día para otro. Decorar a nuestro gusto. Le puse unos trocitos de rodajas de limón y unas hojitas de menta de la huerta.


Delicioso y super refrescante.

 Os deseo una feliz noche de San Juan a tod@s.

 

 

 


lunes, 30 de mayo de 2022

Helado cremoso de flanin

¿Quién no ha comido o preparado alguna vez un postre con flanin? Pues este fin de semana se me antojó hacer helado casero con él. Su elaboración es tan sencilla que cualquiera puede hacerlo y no hace falta disponer de una heladera. 

Tiene ese sabor cremoso e inconfundible que te transporta a la infancia. Con un poquito de chocolate por encima... riquísimo!! Como hacía mucho calor sacarle la foto antes de que se derrita, ha sido todo un reto ;) 

¡Probadlo, y ya me contaréis qué os ha parecido!

 Ingredientes: para dos terrinas 

  • 500ml de leche entera
  • 1 sobre de flanin
  • 200ml de nata, 35% materia grasa
  • 3 hojas de gelatina, neutra ( le ayudará a evitar que se formen cristales)
  • 1 bote pequeño de leche condensada
  • 2 cucharadas de leche, para disolver la gelatina

Preparación: Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría, unos 15min.

Reservamos un poco de leche en un vaso y ponemos el resto a calentar (sin azúcar). Mezclamos el flanin en el vaso de leche, y la vertemos en la leche caliente, cocemos durante un par de minutos hasta que espese y comience a burbujear, sin dejar de remover. La retiramos del fuego y dejamos que se enfríe casi por completo, removiendo a menudo para que no se forme una pequeña costra por encima. Para acelerar ese proceso, lo que hago es sumergir el cazo dentro de un recipiente con agua fría del grifo.

En un bol mezclamos, la nata, leche condensada y la crema de flanin, unos dos o tres minutos hasta que esté todo bien integrado. Escurrimos las hojas de gelatina y las ponemos a derretir a baño maría en un cazo, o en el microondas junto con las dos cucharadas de leche. Una vez disuelta se la añadimos a la crema anterior, poco a poco y sin dejar de remover.

 Vertemos la crema en un taper. Llevamos al congelador unas 3-4 horas, lo suficiente para que se congele ligeramente por arriba y los laterales y el centro esté blando (tipo mousse).

 La pasamos a una batidora de varillas eléctricas y batimos a baja velocidad por unos 6-7 minutos, hasta que esté cremoso y casi duplique su volumen.

 Vertemos la crema en las tarrinas. Llevamos al congelador por unas 6 horas mínimo, mejor toda la noche.

 Unos 30min antes de servirlo lo ponemos en el frigorífico, para que se ablande un poquito y resulte más fácil manipularlo.

 Servimos un par de bolas en cada copa. Se le puede poner sirope o pepitas de chocolate por encima. Eso ya lo dejo a vuestra elección.

 El sirope de chocolate, lo hice mezclando dos cucharadas de colacao con un chorro de leche y una pizca de maizena. Lo cocine hasta que cogió un poco de cuerpo y listo!... super sencillo.

Feliz Semana a tod@s.


jueves, 5 de mayo de 2022

Flan de queso, super cremoso, con cobertura de fresa

Este flan de queso es tan cremoso y delicado que se deshace en la boca. En cuanto lo probéis se va a convertir en uno de vuestros postres favoritos.

Lleva poquitos ingredientes y su preparación no puede ser más sencilla. Como había hecho mermelada de fresa el día anterior lo cubrí con ella y ¡estaba riquísimo!. 

A diferencia de otros flanes, éste no lleva caramelo por lo que da opción a ponerle la combinación que más os guste, unos arándanos, fresas, frambuesas, piña etc. Ya veréis os va a sorprender.

Ingredientes: para un molde con  agujero central de 22cm 

  • 4 huevos grandes
  • 140gr de azúcar
  • 400gr de queso de untar, tipo filadelfia
  • 500ml de leche evaporada
  • mantequilla para untar el molde y azúcar 
  • mermelada de fresa para la cobertura

Preparación: Untamos el molde con mantequilla y lo espolvoreamos con azúcar, reservamos.

Encendemos el horno para que se vaya calentando, calor arriba-abajo a 180º

En un recipiente mezclamos el queso, los huevos y el azúcar. Se puede hacer a mano o con un robot de cocina, hasta que veamos que el queso está bien integrado.

Añadimos la leche evaporada y mezclamos bien todo.

Vertemos la mezcla en el molde. Colocamos el molde dentro de otro de mayor tamaño para que se cocine a baño maría. Cubrimos con papel de aluminio. Añadimos agua caliente hasta que llegue a la mitad de la altura del molde con la mezcla de flan.

 Introducimos en el horno que pusimos a calentar durante 1 hora (los 7 últimos minutos le retiramos el papel de aluminio). Para comprobar si está listo, pinchamos con un palillo o meneamos ligeramente el molde.

Retirar del horno, dejar enfriar a temperatura ambiente, una vez frío lo introducimos en el frigorífico un par de horas. Mejor toda la noche.

 Desmoldamos y esparcimos por encima una capa de mermelada de fresa.

 De viciooo!! Feliz semana.


lunes, 25 de abril de 2022

Sándwich club, con huevo frito

Este Sándwich de tres pisos y huevo frito es de mis favoritos. Cuando no me apetece mucho cocinar o quiero preparar algo rápido es una opción estupenda. 

Se puede acompañar con unas crujientes patatas fritas, aunque sinceramente con lo grueso que es, ya no me queda hueco para más. Prefiero comerme otro día simplemente patatas con huevos fritos. 

El "truco" de envolverlo en un trozo de film o papel de hornear resulta muy cómodo para comerlo, ya que evita que se desparrame y se pringuen las manos, aunque yo creo que eso es inevitable jaja.

Ingredientes: para 1 sándwich

  • 3 rebanadas de pan de molde
  •  un par de hojas de lechuga tiernas
  • 2 rodajas de tomate
  • 2 lonchas de jamón york
  • 1 loncha de queso gouda, o otro de vuestra preferencia
  • 1 huevo
  • 1 pepinillo en vinagre
  • mantequilla
  • 1 cucha, de mayonesa
  • 1 cucha, de ketchup
  • un trozo de film transparente o papel de hornear, para envolverlo 

Preparación: En un cuenco, mezclamos la mayonesa con el ketchup. Esta salsa la utilizaremos para untar el pan luego.

Tostamos las rebanadas de pan en una sartén con un poco de mantequilla, reservamos.

Cortamos el pepinillo a lo largo en cuatro láminas. En la foto de la preparación se me olvido ponerlo ;)

Lavamos y secamos las hojas de lechuga. Freímos el huevo, en una sartén con un chorrito de aceite. Luego el jamón york unos segundos, reservamos ambos.

Montamos el sándwich. Encima de una tabla de cocina colocamos un trozo de papel film, que sea un poco largo, para luego poder envolver bien el sándwich.

 Colocamos una rebanada de pan, la untamos bien con la salsa de mayonesa y el ketchup.

Colocar unas hojas de lechuga y luego las 2 rodajas de tomate, a continuación 1 loncha de jamón

Untamos la segunda rebanada de pan con la salsa por ambos lados y la colocamos encima.

La otra loncha de jamón, el huevo frito, unas hojas de lechuga, el pepinillo y luego el queso.


Untamos la tercera rebanada de pan por un lado con la salsa y la colocamos la parte untada en contacto con el queso.

Lo envolvemos bien con el film o papel de hornear y lo cortamos por la mitad. De esta forma no se desmorona al cortarlo y resulta más cómodo comerlo.

Listooo! ñam, ñam.... Feliz Semana


 



 


viernes, 8 de abril de 2022

Rosquillas "rosquiñas" de Semana Santa, un poco diferentes

Durante la Semana Santa, existen un sinfín de dulces típicos que nos ayudan a dar forma a las curvas de nuestra figura, torrijas, rosquillas, pestiños, buñuelos, leche frita ....etc.  Como repostera y golosa que soy, cuando encuentro alguna receta interesante no puedo resistirme a probarla.

Estas rosquillas en forma de espiral  las ví en Dika da Naka, un blog de origen Portugués. Lo que más me llamó la atención fue su proceso de elaboración.  

Yo he modificado ligeramente la receta para adaptarla a nuestro gusto y nos han encantado. Tienen una textura un poco crujiente por fuera y blanda por dentro. Los que las han probado definieron su sabor entre una mezcla de rosquilla tradicional y churros a la vez. Si os apetece probar algo diferente ya sabéis, manos a la obra  ;)

Ingredientes: para unas 18 rosquillas

  • 350ml de leche entera
  • 40gr de azúcar
  • 25gr de mantequilla
  • ralladura de 1 limón
  • una pizca de sal
  • 1 cucharadita de postre de esencia de vainilla (podéis sustituirla por azúcar avainillado)
  • 200gr de harina de trigo, común
  • 1 huevo
  • aceite de oliva suave o girasol para freír
  • azúcar con canela para rebozar 

Preparación: En un cazo colocamos, la leche, el azúcar, la mantequilla, ralladura de limón y la pizca de sal.

 Llevamos a fuego medio, hasta que comience a hervir. Retiramos del fuego y añadimos toda la harina de golpe.

Ponemos de nuevo la olla en el fuego, al mínimo y continuamos removiendo con una cuchara de madera sin parar hasta que la harina esté cocinada. Poco a poco se formará una bola que se irá despegando del fondo de la olla. Apagamos el fuego y dejamos enfriar la masa.

Cuando ya esté fría le incorporamos el huevo batido. Mezclamos bien hasta que esté bien incorporado. Dejamos reposar unos 10 minutos.

 Formamos una bola. Si todavía se os pega un poco, espolvoreamos ligeramente las manos con harina y la superficie de la mesa pero muy ligeramente ya que no es conveniente incorporar más harina a la masa. La dividimos en 18 porciones de unos 32 gr cada una. Con cada porción formamos un cordón de unos 35 cm de largo.

 Formamos como una trenza sobreponiendo y cruzando un lado sobre el otro. Como se aprecia en la imagen. Presionamos  las dos puntas para que se unan.


Freímos en abundante aceite de girasol, a fuego suave. Un par de minutos por un lado y luego por el otro hasta que estén doradas. Las depositamos sobre papel absorbente. 

 Antes de que se enfríen las rebozamos en el azúcar con canela.

 

Con un chocolate caliente de viciooo!!!
 


A disfrutarlas, en buena compañía esta Semana Santa. Un abrazo.


 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...