lunes, 28 de enero de 2019

Rollitos de salmón ahumado y aguacate

Estos rollitos son un bocado estupendo para cualquier celebración, y lo mejor es que se pueden preparar con antelación, lo que nos permiten poder disfrutarlos junto con nuestros comensales.

Os comento! el día que los preparé no paró de llover (como suele ser habitual en Galicia) y estaba tan nublado que las fotos salieron regulín, eso si! los rollitos desaparecieron en un abrir y cerrar de ojos!

Una recomendación que os hago es que los cortéis unos minutos antes de servir, ya que a pesar de que la mezcla lleva zumo de limón y aceite de oliva, con el paso de las horas el aguacate tiende a oxidarse, perdiendo así ese color verde tan llamativo.  Espero que os gusten!


Ingredientes: para 10 rollitos
  • 4 rebanadas de pan de molde sin corteza
  • 200gr de salmón ahumado
  • 1 aguacate pequeño o la mitad de uno grande
  • 1/4 de cebolla mediana
  • 1 cucharadita de postre de aceite de oliva
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharada de mahonesa
  • sal
  • falso caviar para la decoración

Preparación:

Abrimos el aguacate por la mitad, le retiramos el hueso y lo cortamos en trozos pequeños. Con ayuda de un tenedor o un robot de cocina lo trituramos hasta formar una pasta espesa.


Le añadimos el zumo de limón, la cebolla picada muy menuda y una pizca de sal. Comprobamos de sabor y según nuestro gusto añadimos más zumo de limón o sal. Reservamos cubierto con film.

Estiramos con un rodillo las rebanadas de pan hasta dejarlas medio finas, reservamos.

Humedecemos la superficie donde vamos a trabajar con una pizca de agua. Colocamos un trozo de film transparente encima. Es un pequeño truco para que no se mueva el film.

Extendemos las lonchas de salmón (sin dejar huecos) encima del film formando un cuadrado del tamaño que resultaría al poner las cuatro rebanadas de pan juntas, sobrepuestas un poco unas encima de las otras. Por mi experiencia es mejor que el salmón sobresalga un pelín. Así quedarán perfectos a la hora de enrollarlos.


Untamos las rebanadas de pan con la mahonesa y las situamos encima del salmón sobreponiendo un poco unas encima de las otras y con la parte untada en contacto con el salmón.

Extendemos una capa de aguacate.
Formamos un rulo ayudándonos con el film y presionando un poco con las manos para que se compacte.
 Reservamos en la nevera un par de horas.


Unos minutos antes de servir lo dividimos en rodajas de 1cm y medio a 2cm, aprox. Si lo cortáis con mucha antelación el aguacate con el paso de las horas tiende a oxidarse y ya no tendrá ese color verde tan intenso. Lo decoramos con el falso caviar.


Un vinito fresco y a disfrutarlos!

1 comentario:

  1. qué delicia, los voy a tener en cuenta para la próxima comida familiar, me encanta la mezcla :))) un besazo reina

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...