lunes, 11 de febrero de 2019

Buñuelos esponjosos de calabaza

Hace poco nos trajeron una calabaza enorme, con su reluciente color anaranjado y esas pequeñas imperfecciones de los productos cultivados en la propia huerta.

Lo primero que preparé fue una rica y nutritiva crema de calabaza y zanahoria, y lo segundo algo menos ligerito para la merienda del domingo, unos buñueloooos!! no pude resistirme ;)

Mientras le hacía las fotos me zampé unos cuantos y se me olvidó contarlos, así que os pongo una cantidad aproximada para que os hagáis una idea. La próxima vez voy a tener que duplicar los ingredientes porque estaban de miedo. Como aún tengo calabaza para rato espero compartir alguna receta más.


Ingredientes. para unos 18 buñuelos aprox.
  • 200gr de calabaza cocida  (para obtener esa cantidad una vez escurrida utilicé 450gr de calabaza fresca pelada y la cociné al vapor durante unos 12min aprox)
  • 60gr de azúcar
  • 1 huevo mediano
  • 30gr de agua de escurrir la calabaza
  • 1 cucharada de licor de moscatel
  • 1/2 cucharadita de café de canela molida
  • ralladura de un limón
  • 200gr de harina común
  • 10gr de levadura química tipo Royal
  • una pizca de sal 
  • azúcar con una pizca de canela para rebozar
  • aceite de girasol para freír

Preparación: Una vez que tengamos la calabaza cocida la machacamos con un tenedor (aún caliente)


La ponemos en un colador y presionamos con una cuchara para que suelte el exceso de agua. Al principio  el agua es transparente y esa la desecho, reservo para la masa la que tiene un poquito de color y es más concentrada. No es necesario que suelte hasta la última gota pero casi.


Pesamos los 200gr de calabaza escurrida y la echamos en un bol.  Cuando se haya enfriado le añadimos el huevo batido, el azúcar, el moscatel, los 30gr de agua de escurrir la calabaza, la canela molida, ralladura de limón y una pizca de sal, removemos.


A continuación añadimos la harina poco a poco tamizada junto con la levadura.


Mezclamos hasta formar una masa densa similar a la masa de un bizcocho, como se aprecia en la imagen.



Ponemos a calentar en una sartén abundante aceite de girasol. Cuando esté caliente pero no humeante con la ayuda de dos cucharas, una para coger la masa y la otra para empujarla, vamos poniendo pequeñas porciones de masa en el aceite. Cuando veamos que comienza a inflarse un poco le damos varias vueltas para que se hagan por todos los lados. Es muy importante cocinar poca cantidad a la vez  y que durante este tiempo el aceite no esté demasiado caliente ya que se nos tostarían muy rápido por fuera y quedarían crudos por dentro.

 Los depositamos sobre papel absorbente unos segundos y acto seguido los rebozamos en el azúcar con una pizca de canela.


Y está es la mega calabaza que nos trajeron directa de la huerta. A simple vista no se aprecia  muy bien el tamaño pero os aseguro que era considerable :;)


Una vez que los tengamos todos listos!


A sentarse cómodamente y a disfrutarlos sin remordimientos 😋

5 comentarios:

  1. Que ricos y esponjosos te quedaro.Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. María, me encantan los buñuelos! Y además la calabaza en los postres me pirra. Hago unas magdalenas de calabaza con pepitas de chocolate que triunfan siempre.
    Respecto a los buñuelos, te han quedado genial, redonditos, esponjosos con ese color a calabaza...
    Yo una vez intenté hacer unos y después de freírlos al poco rato se me aplastaron. No sé lo que haría mal.
    Lo dicho, te han quedado de 10!
    Bicos!!!

    ResponderEliminar
  3. Los buñuelos tanto dulces como salados me encantan , Los tuyos tiene un color espectacualr, ese capricho dulce que nos alegra el momento Un beso!!

    ResponderEliminar
  4. Me encantan estos buñuelos, tienen una pinta espectacular. Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. Me han regalado una calabaza, ya tengo receta.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...