lunes, 18 de octubre de 2021

Pan tierno de patata

Saborear una rebanada de este pan recién salido del horno, untado con mantequilla es una auténtica delicia!!. En este tipo de pan se reemplaza una parte de harina de trigo por patata, consiguiendo un maravilloso sabor y una textura tierna y esponjosa. Sirve para acompañar tanto con dulce como con salado y se conserva estupendamente durante un par de días. 

Cuando dispongo de tiempo aprovecho para hacer bastante cantidad y congelo algunas porciones. Así lo tengo siempre disponible cuando nos apetece acompañarlo con unas lonchas de jamón, o una taza de té. Solo tengo que retirarlo una hora antes del congelador o introducirlo un par de segundos en el microondas y listo!

Ingredientes: Para 20 panecillos. Molde rectangular de 28x25x5

  • 500gr de harina de fuerza
  • 350gr de patata cocida ( para obtener esa cantidad puse a cocer 3 patatas medianas, peladas pesaban unos 480gr)
  • 120ml de agua
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharadita de postre rasa de sal
  • 1 huevo mediano
  • 4 cucharadas de aceite de oliva suave
  • 20gr de levadura fresca (la que viene en tacos)


Preparación: Lo primero que haremos será cocer las patatas. Yo las suelo hacer al vapor. Una vez cocidas, las escurrimos, pasamos por un pasa purés o las aplastamos, reservamos.

Mientras la patata se enfría un poco, en un bol grande mezclamos la harina con la sal y el azúcar. Disolvemos la levadura en el agua tibia y la añadimos a la harina junto con el huevo y el aceite. Removemos un poco en el centro hasta formar como una papilla y le incorporamos la patata.

Continuamos removiendo, hasta lograr una masa un poco compacta y pegajosa.

Untamos la mesa y las manos con un poco de aceite y amasamos durante 12-15min, hasta lograr una masa suave, que se pega ligeramente a las manos. Si es necesario añadir un pelín más de harina, pero tened en cuenta que cuanta menos harina incorporamos y mejor la amasemos más esponjoso nos van a salir el pan.
Formamos una bola, la colocamos en un bol untado ligeramente con aceite, cubrimos con film transparente o un paño y dejamos reposar hasta que doble de volumen, unas 2h aprox. Si es un lugar cálido crecerá más rápido.

Untamos con aceite o mantequilla el molde que vayamos a utilizar, luego lo forramos con papel de hornear. De esta forma el papel se va a adherir perfectamente al molde y no se moverá. Si es de cerámica o anti-adherente  podéis prescindir del papel.

Transcurrido el tiempo de reposo, espolvoreamos la superficie con un poco de harina. Dividimos la masa en 20 porciones de aprox 52gr cada una.

Con cada  porción formamos una bola y las depositamos en el molde. Cubrimos con un paño y esperamos hasta que doble su volumen.


Transcurrido ese tiempo, introducimos en el horno que tendremos precalentado a 180º durante unos 25min, o hasta que presenten un ligero color dorado por la parte de arriba.

 Los retiramos del horno y pincelamos con un poco de aceite por encima. De esta forma conseguiremos que la corteza nos quede más blanda, brillante y se mantenga más tiempo tierno.

 Esperamos un par de minutos a que se enfríe un poco, lo retiramos del molde y lo depositamos encima de una rejilla para que no se humedezca.

 Para una mayor conservación podemos introducir las porciones en bolsas de plástico herméticas o envueltos en film transparente. También podéis guardarlos en el congelador e ir retirando  poco a poco.

¡Feliz semana y cuidaros mucho!

3 comentarios:

  1. Hola María,
    Qué pintaza esa miga, se ve tan esponjosa y tierna que parece algodón.
    Yo tengo en mi blog una receta de roscón de reyes con patata, y la verdad es que le aportan una textura deliciosa a los panes.
    Un beso. Feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Me llevo la receta porque esa miga me ha conquistado
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  3. Me encanta ademas te ha salido super espongoso, gracias por la receta

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...