lunes, 21 de febrero de 2022

Nudos de carnaval de ricotta

Faltan pocos días para poder disfrutar de los dulces típicos del carnaval y como de costumbre me suelo anticipar un poco. En nuestra cocina ya hace días que huele a rosquillas, flores, orejas, filloas, etc. 

Estos nudos de ricotta son de mis favoritos, porque se hacen en un periquete y están deliciosos. Su textura esponjosa y el ligero sabor a limón los hacen adictivos. Ya os digo que desaparecen volando.

La ricotta la suelo comprar en una tienda del pueblo, donde sus dueños de origen italiano la elaboran de forma artesanal, con leche de los pastos gallegos, todo un privilegio. 

Hoy en día la podemos comprar en la gran mayoría de los supermercados. Por ejemplo, en el Mercadona, la podéis encontrar en la sección de quesos. Por mi experiencia no os recomiendo sustituirla por el requesón, ya que el proceso de elaboración de ambos productos es distinto. La ricotta es más cremosa y suave y el requesón más granulado y el sabor menos intenso.  

 Ingredientes: para unos 28

  • 200gr de ricotta
  • 1 huevo mediano
  • 65gr de azúcar
  • ralladura de dos limones
  • 4 cucharadas de licor de anís
  • harina común, entre 280gr o 300gr (esa pequeña variación en la cantidad de harina va a depender de lo fresca que esté la ricotta)
  • una pizca de sal
  • 2 cucharaditas de postre de levadura en polvo (unos 10gr)
  • aceite de girasol para freír
  • azúcar glas para espolvorear por encima.

Preparación: 

En un recipiente mezclamos la ricotta con el azúcar. Añadimos el huevo batido, la ralladura de limón y el anís, removemos.

 Agregamos la harina tamizada junto con la levadura y una pizca de sal, poco a poco removiendo, hasta lograr una masa que apenas se pegue a las manos.

Cogemos pequeñas porciones de masa de unos 25gr. Con la ayuda de las manos, rodamos la pequeña porción de masa, sobre una superficie enharinada, formando un pequeño cordón de unos 20cm aprox, de largo. La masa es muy manejable, así que os va resultar fácil. Procurad no excederos con la harina a la hora de estirarlas. Hacer un nudo en el centro, sin apretarlo.

 Freír en abundante aceite de girasol, a fuego suave, para que se frían bien por dentro, hasta que estén dorados.

 Los vamos depositando sobre papel absorbente. Una vez fríos los espolvoreamos con azúcar glas.

 

 Fáciles, no?

Feliz semana y feliz carnaval!

 



 


5 comentarios:

  1. Looks so good.
    www.rsrue.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Este tipo de dulces siempre quedan muy ricos y el queso ricotta seguro que le da un toque muy interesante.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola María,
    ¡Qué pintaza tienen eses nudos con ricotta! Se comen con los ojos. En la localidad coruñesa de Ordes, a la cual pertenezco, y que como sabes está cerquita de tu pueblo, tenemos un dulce típico de estas fechas, también tienen forma de nudo como los tuyos, y también se fríen en la sartén, y los conocemos como periquitos de carnaval. Están deliciosos, aunque los tuyos no lo están menos, solo hay que ver la foto del corte, parecen decir ¡Cómeme!
    Un besazo, guapa.

    ResponderEliminar
  4. qué cosa tn rica!! no los conocía, pero oye, tengo que buscar ricotta que la pinta es de lujo total

    ResponderEliminar
  5. Deliciosos. No parecen tan dificiles de hacer como muestras. Gracias.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...